Vacuna o prueba negativa en los parques temáticos de Los Ángeles

Estados Unidos continúa su campaña de vacunación obligando a los visitantes de los parques temáticos a que la tengan.

Estados Unidos sigue modificando normas e intentando buscar la normalidad de la forma más conveniente posible. Lo último que ha ocurrido en el condado de Los Ángeles es que se ha tomado la decisión de requerir una prueba negativa de COVID-19 o vacuna a todas las personas que quieran acceder a los parques temáticos de la región.

No servirá con decir que ya tienes la vacuna, sino que será obligatorio mostrar una prueba auténtica de haber recibido la vacunación o un certificado de prueba negativa de coronavirus. De esta forma, lo que pretenden es conseguir evitar incidentes y que las zonas de ocio de los parques temáticos no se vuelvan a convertir en un foco de contagios e infecciones.

Hay que tener en cuenta que esta decisión no solo se aplica a los parques temáticos, sino a una gran cantidad de lugares de ocio y encuentro a las que no se podrá acceder sin uno de los documentos antes citados. La lista incluye, por ejemplo, estadios deportivos, lugares de conciertos y otros parques de atracciones de diversas características.

Las zonas exteriores no serán las únicas donde se impondrá la medida. Aunque esto es lo que se podría imaginar del párrafo anterior, la norma también abarca lugares de interior. Los Ángeles quiere que su protocolo sobre cómo actuar contra el coronavirus en estos momentos sea impecable, aunque eso signifique que los controles tendrán que ser muy rigurosos. Por ejemplo, otros de los lugares a los que no se podrá acceder sin los documentos serán los bares, las cervecerías o las discotecas y clubs nocturnos, entre otros sitios.

Estas medidas se activan a inicios de octubre y también van a motivar que los restaurantes y centros de ocio aceleren con la máxima velocidad posible el proceso de vacunación de los empleados. Por suerte, a quienes no estén vacunados y solo tengan la primera dosis cuando comience la campaña, se les permitirá seguir trabajando con la garantía de que recibirán la siguiente dosis en el momento conveniente.

Los responsables del gobierno quieren que, tomando este tipo de medidas, sean cada vez menos las personas que no se han vacunado y que así se pueda alcanzar un estado de tranquilidad en el cual el virus no tenga tanta facilidad para extenderse. Aunque no hay que olvidarse de que, incluso con la vacuna, estamos expuestos al virus y nos puede acarrear serias consecuencias. No son pocas las personas que, incluso vacunadas, han sufrido efectos molestos provocados por el virus.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...