Otra forma de recorrer Rusia: un crucero por el río Volga

Otra forma de conocer Rusia es a bordo de un crucero fluvial: una propuesta atractiva para recorrer y conocer al paso del Río Volga. Se parte desde Moscú para llegar a San Petersburgo, y pasa por otras ciudades y localidades como Uglich, Goritsy, Kizhi y Mandroga.

El río Volga, uno de los más grandes del mundo y un imprescindible de Rusia

Una forma posible e interesante de conocer lo más destacado de Rusia, el país más extenso del globo, es a bordo de un crucero fluvial. En España hay disponibles estos paquetes desde hace ya varios años y ofrecen una vía distinta y relajada de conocer algunos de los puntos más importantes de este gran destino.

La propuesta que hoy os hacemos consiste en recorrer el Volga, el río más grande de Rusia y de Europa, para unir las dos urbes más importantes del país, su capital Moscú y la gran San Petersburgo. Estos viajes suelen durar entre 11 y 12 días (aunque también hay algunas propuestas más prolongadas) y ofrecen un programa de destinos y visitas muy interesante.

Parten desde Moscú (la empresa incluye habitualmente en el paquete el billete de avión desde España), y van recorriendo diversos puntos de gran interés como Uglich, Goritsy, Kizhi (Patrimonio de la Humanidad) y Mandroga, para llegar finalmente a San Petersburgo, la segunda ciudad más importante del país, y cuyo corazón histórico también es Patrimonio de la Humanidad y de una belleza sobrecogedora.

Otra forma de conocer Rusia: a bordo de un crucero fluvial. Para recorrer desde Moscú a San Petersburgo

Dentro de los paquetes suele incluirse, además de los billetes de avión, desayuno y comidas, completo programa de actividades y ocio diario, música en vivo por las noches, visitas y excursiones en los destinos, seguro de viajes, entre otros servicios y prestaciones para disfrutar de una experiencia con todo lo necesario y sin preocupaciones.

Si bien la elección de uno u otro modo de conocer un lugar (sea a través de un paquete turístico tradicional, como mochilero o en un crucero) variará según gustos y preferencias, dentro de las ventajas de escoger una embarcación de esta naturaleza se puede mencionar que es una de las formas más despreocupadas y tranquilas de recorrer, observar e impregnarse de los atractivos y cultura de un determinado destino.

Además, no habrá que preocuparse por encontrar lugar en el restaurante, buscar un transporte para llegar a tal lugar, o tener que hacer la maleta para ir a cada nuevo lugar que se visita.

Vale mencionar además que los cruceros fluviales suelen ofrecer una atmósfera más familiar a los marítimos y tienen la ventaja de que sus muelles se encuentran en los centros de las ciudades por las que pasa, por lo que también suelen contar con la flexibilidad necesaria para hacer algunos paseos a pie en cada parada.

Fuente Tourismevoyage.com

Foto 1 Wikimedia
Foto 2 Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...