Las cigarras invaden Estados Unidos en 2021

Las cigarras salen a la superficie en Estados Unidos después de haber pasado 17 años bajo tierra creciendo y preparándose para la reproducción.

Parte de Estados Unidos se ha puesto en alerta porque en este año 2021 se va a producir una invasión de cigarras que solo ocurre cada 17 años. Es un momento único a muchos niveles. Solo cada 17 años, la Brood X, una camada de cigarras de lo más especial, sale al exterior desde la tierra. Antes de eso, esas cigarras han pasado 17 años viviendo bajo tierra, alimentándose de las raíces de los árboles, creciendo y aprendiendo, preparándose para un momento muy especial: el de salir al exterior.

Por supuesto, no todos los norteamericanos están contentos con que esto ocurra. Solo pasa cada 17 años y dura semanas, pero es un fenómeno que puede resultar inquietante. El ruido que emiten las cigarras con la intención de reproducirse, a modo de señal que provocan los machos llamando a las hembras, es particular. En países como Japón, es parte de la identificación del verano. Se sabe que el verano y el calor han llegado porque, por las mañanas, sobre todo, pero generalmente a lo largo de todo el día, no paras de escuchar a las cigarras emitiendo su particular sonido estridente.

Al menos, la invasión de cigarras solo se produce en 15 estados, todos ellos de la zona Este del país. El fenómeno capta la atención de viajeros que recorren el país e incluso de turistas del extranjero que llegan a Estados Unidos con la intención de ir visitando las distintas zonas en las que se puede ver y escuchar a las cigarras.

Esta zona de Estados Unidos tiene un total de seis especies de cigarras periódicas que aparecen en el exterior en distintos periodos de tiempo. Por ejemplo, aunque la Brood X aparece cada 17 años, hay otra comunidad que vuelve al exterior cada 13 años. Así, se convierten en auténticos fenómenos de la naturaleza que generan interés y asombro a partes iguales. También, como decimos, hay quienes no soportan sus sonidos ni su presencia, por lo que tienen defensas preparadas contra ellas: abejas asesinas de cigarras que, otro insecto que se convierte en el máximo depredador de esta ruidosa especie.

El problema para estas abejas es que las cigarras periódicas que pasan tanto tiempo bajo tierra antes de salir al exterior, se han preparado a conciencia para enfrentarse a los depredadores. Eso las hace resistentes a los métodos de ataque de las abejas asesinas, apoyándose sobre todo en su presencia multitudinaria en grandes grupos para impedir que las abejas las vean como presa fácil y acaben con ellas.

Las cigarras de 17 años tienen cuerpos negros y grandes ojos rojos llenos de intensidad. Al salir, se posan en árboles o paredes y realizan el último cambio que experimentarán en sus vidas. Dejan atrás el cuerpo que han utilizado durante los últimos tiempos bajo tierra y adoptan su estado final adulto con el cual se las reconoce de forma habitual. En ese momento comienza su proceso de reproducción, generando el ruido para llamar a las hembras y así generar unos huevos que luego la madre depositará en un hueco del árbol para que la especie continúe con otra camada que pasará otros 17 años debajo de la tierra.

Las cigarras dejan sus antiguos cuerpos secos atrás, por lo que es frecuente verlos en el suelo, secos y sin ningún tipo de vida (aunque en ocasiones son las propias cigarras muertas). A partir de ese momento tienen solo unas pocas semanas para disfrutar su vida adulta, el momento para el cual se han preparado a lo largo de todos los años. Una vez pasen esas semanas, las cigarras habrán fallecido y una nueva camada, sus descendientes, comenzará a alimentarse de las sustancias de los árboles para crecer y, 17 años después, hacer lo mismo que hicieron sus padres antes de alcanzar el final de sus vidas.

Quienes asombran este fenómeno como una maravilla de la naturaleza utilizan una aplicación llamada Cicada Safari para realizar un seguimiento de todas las cigarras que encuentran. Es una forma de compartir este curioso momento, inolvidable y particular, que ocurre solo en contadas ocasiones. Para aquellos que estaban preparando un viaje a Estados Unidos con el objetivo de ver las cigarras, esta vez no va a ser tan fácil, posible, ni recomendable. La situación actual obliga a ser precavidos. No obstante, en otros 17 años habrá otra camada de cigarras esperando a cumplir con el propósito de su vida y así continuar con el desarrollo y supervivencia de su especie.

En otro orden de cosas, hay que mencionar que las cigarras son inofensivas para los humanos. Son insectos sin ningún tipo de mal en su forma de actuar. Lo único que puede ocurrir si nos movemos en una zona en la cual es frecuente en la que estén, es que alguna de ellas llegue a aterrizar o chocar con nosotros mientras está volando. No sería la primera vez que ocurre. Nosotros tuvimos un encontronazo con una cigarra un poco despistada y hay que reconocer que tienen una capacidad de impacto notable. Quién lo diría, tan pequeñas, pero tan sólidas y con gran cantidad de energía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...