En China tienen un hotel con osos polares vivos

En China tienen un hotel en el cual los huéspedes pueden ver en vivo a varios osos polares que viven dentro de unas instalaciones cerradas.

En China han vuelto a desatar la polémica debido a la inauguración del Polar Bear Hotel, que se encuentra alojado dentro de un parque temático conocido como Harbin Polarland. Tal y como se puede deducir por su nombre, el principal atractivo tanto del parque como del hotel reside en los osos polares. Su imagen y su presencia se ha transformado en la razón por la cual personas de todo el mundo visitan este lugar y se alojan en sus habitaciones.

Los propietarios del hotel prometen que los huéspedes del hotel podrán estar junto a osos polares durante las 24 horas del día, ya que en un momento u otro siempre hay alguno de los osos deambulando por sus instalaciones debidamente protegidas. Por supuesto, al exponer a osos polares en un recinto acristalado dentro de un hotel, lo que están haciendo los responsables de este lugar es poner en riesgo a estos animales y causar, al mismo tiempo, la indignación de la PETA.

Por ahora, el hotel sigue en marcha. Al fin y al cabo, China es China, y no se trata precisamente del país en el que la vida sea más fácil para los animales. Dicen sus responsables que está consiguiendo captar la atención de muchísimas personas y que el índice de reservas está siendo de primera categoría, por lo que, bajo su punto de vista, no encuentran motivos para cerrar el hotel.

Argumentan, por otro lado, que los osos polares disponen de un espacio personal y «natural» al cual pueden acceder en determinados momentos según las condiciones del clima. Para que los osos estén “cómodos” les han preparado habitaciones de cristal en las que se puede ver hielo falso adornando las paredes como si se tratara de una versión china del Ártico. También tienen agua, presumiblemente muy fría, mientras que lo más probable es que su alimentación esté más que cuidada.

El hotel cuenta con 21 habitaciones y, según se menciona, las reservas están agotadas para los próximos meses. El precio del alojamiento se encuentra entre 240 y 300 euros la noche. Se promete al visitante que, en cualquier momento, podrá estar rodeado de los osos polares y que así estos les hagan “compañía”.

La directiva del hotel habla de su servicio y propuesta con orgullo, con esa perspectiva tan propia de la cultura de pensar que están haciendo algo totalmente normal y que no afecta a los animales de ninguna manera. Pero los activistas ya se han puesto manos en la masa para tratar de cerrar el hotel sea como sea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...