Curiosidades del Vaticano que quizá no conozcas

El Vaticano esconde multitud de secretos y curiosidades que te gustará conocer antes de ir de viaje a visitarlo.

Si sueñas con ir al Vaticano, seguro que te gustaría conocer algunas de las curiosidades principales de este lugar tan especial donde reside el Papa. Es posible que alguno de estos datos ya lo conozcas, pero estamos seguros de que más de uno será totalmente nuevo para ti.

Los Papas no han vivido siempre allí

Originariamente, el Papa vivía en Roma, en el Lateran Palace. Esta fue la tradición hasta que, en el año 1309, con el nombramiento del primer papa francés, se decidió realizar un cambio de traslado. Hubo siete papas que lideraron desde Francia, situación que no cambió hasta el año 1377. En ese momento el papa de ese momento decidió regresar a Roma. Se encontró, no obstante, con que la residencia papal se había quemado. Por eso decidió instalarse en el Vaticano.

El Vaticano estaba en ruinas

Lo que se encontró ese Papa cuando llegó al Vaticano fue un lugar en un estado terrible. Tuvieron que reparar y reconstruir, así como conseguir sacar de la ciudad a las familias de lobos salvajes que se habían asentado en ella. Era tan terrible la situación que los lobos estaban desenterrando cuerpos del cementerio en busca de alimento.

Hay un pasadizo secreto

El Papa tiene un camino secreto por el que puede escapar. Conecta el Vaticano con la fortaleza del castillo de Sant’ Angelo y solo se utiliza en caso de que la vida del papa se encuentre en peligro. Este pasadizo es famoso por haber sido lo que le salvó la vida al Papa Clement VII, el cual logró salir del Vaticano con vida en 1527 cuando el emperador romano Charles V asaltó la ciudad para acabar con todos los miembros de la iglesia. El papa consiguió escapar porque su guarida personal, la guardia suiza, le protegió, aunque eso significara que cientos de sus miembros perdieran la vida.

El vaticano tiene un telescopio en Arizona

La iglesia siempre ha estado interesada en el estudio de las estrellas y de los astros. Buena demostración es que en el Vaticano hay un observatorio de gran calidad que se encuentra cerca del castillo Gandolfo, la residencia de verano del Papa. Pero la polución ha llevado a que en tiempos recientes este observatorio no sea tan útil, por lo que el Vaticano se ha hecho con un telescopio en Tucson, Arizona, desde el cual pueden hacer sus trabajos de investigación.

Es el estado más pequeño del mundo

No lo llamaríamos país, sino estado soberano, pero tiene el título de ser el más pequeño tanto en población como en extensión del mundo entero. Tiene una superficie de 0,49 km y un censo de 618 habitantes. No solo eso, sino que una gran parte de estos habitantes nativos del Vaticano, no residen en el lugar, sino que están repartidos por distintas partes del planeta.

El obelisco de la plaza de San Pedro viene de Egipto

La historia del obelisco es cuanto menos interesante. Lo mandó traer directamente de Heliópolis, en el Antiguo Egipto, habiendo pertenecido con anterioridad a un faraón. Tenía un gran valor, porque había sido construido miles de años atrás. Calígula quería usarlo como punto de referencia en la Colina Vaticana, en el punto donde se cree que Nerón martirizó a los cristianos. El obelisco es inmenso y, en la actualidad, está en la plaza de San Pedro rindiendo tributo a la figura de este personaje. También es un bonito reloj solar que causa sensación entre los turistas.

El Vaticano tiene un trágico pasado

En la Colina Vaticana había una necrópolis en la que fueron enterrados muchos de los cristianos de la época. Todo fue un plan de Nerón, que, tras un incendio, decidió culpar de lo que había pasado a los cristianos. Hizo una ejecución que se acabó convirtiendo en uno de los baños de sangre más desgarradores de la época. Crucificó a muchos cristianos, a otros los quemó vivos y otros se los dio a las bestias como alimento. San Pedro estaba entre aquellos que perdieron la vida por lo que ocurrió en este lugar. La tumba de este discípulo de Jesús sigue en este lugar, exactamente en el sitio donde se ha construido la basílica más moderna.

La guardia personal del Papa es suiza

Esta tendencia comenzó en el año 1506 y no ha cambiado desde entonces. En aquellos tiempos era una moda que los monarcas y líderes del mundo se vieran protegidos por guardias personales de origen suizo. El Papa hizo lo mismo y, a partir de ese momento, sus guardias siempre han sido mercenarios suizos. Es curioso, porque su uniforme está lleno de color y parecen cualquier cosa menos bravos guerreros, pero se dice que todos los miembros de la orden de la guardia suiza están entrenados para ser algunos de los protectores más habilidosos que se puedan encontrar en el mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 1,33 de 5)
1.33 5 3
Loading ... Loading ...