Australia se prepara para reabrir las fronteras

El final del cierre de fronteras australiano está previsto para, si todo va bien, el próximo mes de diciembre.

La variante delta del coronavirus sigue preocupando al mundo, pero en Australia están decididos a que se puedan reabrir sus fronteras dentro de poco. El objetivo está depositado en el momento en el cual la población australiana alcance una proporción de entre un 70 y un 80% de vacunados. Ese será el punto de inflexión que permitirá que el país vuelva a aceptar turistas.

¿Cuándo ocurrirá eso? El mes de diciembre es el momento en el que se cree que ocurrirá, al menos a las tasas de proporción a las que se está vacunando ahora mismo. Sería el tipo de escenario más deseado para Australia, que podría terminar el año 2021 recibiendo turistas para que las cifras del país mejoren gracias a la entrada de viajeros.

Por lo que se ha mencionado, eso sí, es posible que no se abran las fronteras de manera simultánea para todos los destinos. Lo que parece que es se determinará que los viajeros aceptados serán los de países que tengan un alto índice de vacunación entre su población. Por lo que mencionan, ponen el ejemplo de Reino Unido y Estados Unidos, pero posiblemente se abrirá a cualquier nación que pueda demostrar que se ha alcanzado un volumen de vacunación proporcional al que ellos han llegado.

Los ciudadanos de Australia podrán tener más libertad en su día a día a partir del periodo en el que se alcance un 70% de vacunados, no contando los menores de 16 años. El porcentaje que se busca para abrir las fronteras será del 80%, aunque no habría que descartar que se realicen concesiones una vez se haya alcanzado el 70%, al menos para determinados lugares. En estos momentos un 53% de la población ya ha recibido, al menos, la primera dosis de la vacuna, así que los planes van bien para que antes de terminar 2021 puedan llegar a cumplir sus objetivos.

Otras naciones están intentando conseguir alcanzar niveles de vacunación altos antes de abrir las fronteras, mientras que países como España las tienen abiertas desde tiempo atrás. Todo depende de los niveles de riesgo que se están dispuestos a correr para poder recibir el influjo de turismo que tanto ayuda a la economía de países como el nuestro.

Esto demuestra que el mundo, poco a poco, está avanzando en la lucha contra el virus y que, antes o después, se podrá recuperar un estado turístico más parecido al de antes de la COVID-19.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...