Los cruceros baratos

En esta entrada analizamos la mejor manera de administrar nuestros fondos cuando viajamos en un crucero para que el viaje nos resulte barato

La frase cruceros baratos pudiera parecer contradictoria. Las personas en su mayoría somos de ideas fijas y en algún momento se inscribió en nuestra mente este concepto. Y es que antaño, en la época de los primeros cruceros como el Titanic, el tema de las clases sociales, la aristocracia y demás agregados estaba muy presente. Hoy en día, el tema ya no pasa por ahí. La economía de libre mercado se rige por la oferta y la demanda.

Crucero tomada de Flickr

Crucero tomada de Flickr

Por otra parte, el sector turismo se ha profesionalizado y potenciado en las últimas décadas llegando a convertirse prácticamente en un servicio de uso obligado. No es para menos, el stress del trabajo unido al poco tiempo libre que queda, hacen que uno busque formas de relajarse intensamente, si cabe el término. Pues qué mejor que abordar un crucero en el que en una semana o menos podemos llegar a varios destinos, conocer distintas culturas y divertirnos mientras el barco navega.

Los precios ahora se muestran como un abanico, con precios bajos, medios y altos, dependiendo del itinerario y básicamente de la ubicación que tenga nuestra cabina de descanso. Si entramos en reflexión, bien podríamos renunciar a una cabina que este a nivel de cubierta y optar por una cabina más cómoda en precio, salvo que nos guste ver el vaivén de las olas que es lo que principalmente se verá por el escaparate.


Lo cierto es que cuando vamos a bordo de un crucero –ojalá hubiese una estadística de esto- pasamos muy poco tiempo en nuestra cabina. Quizá sólo bajemos allí para asearnos y para dormir. Siendo así, es mejor optar por la más barata y destinar el resto del presupuesto al viaje en sí. En efecto, recordemos que no sólo necesitaremos dinero para cuando nos toque desembarcar en tal o cual puerto y disfrutar de la oferta cultural y la oferta de ocio del destino en cuestión, sino que nuestro barco también tendrá sus propias demandas.

Vista desde una cabina barata tomada de Flickr

Vista desde una cabina barata tomada de Flickr

Solamente en las boutiques y diversas tiendas ya tenemos una tentación muy difícil de resistir. Y qué me dicen del casino. Todos llevamos un apostador dentro aunque queramos negarlo. Los restaurantes y los bares también requerirán un presupuesto así como una noche de discoteca. Ultimadamente, son pocos días y hay que vivirlos con intensidad máxima.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...