Shanghái estrena el museo de astronomía más futurista del mundo

Shanghái estrena un museo de astronomía que está diseñado para sorprender y que dispone de la última tecnología.

Si os gusta la astronomía, el espacio y el futuro, seguro que os resulta de lo más atractivo el Museo de la Ciencia y de la Tecnología de Shanghái. Su nueva sede ha sido inaugurada recientemente y hace gala de un diseño de lo más innovador fruto de Ennead Architects, empresa que se ha ocupado de conseguir trasladar a la estructura del edificio un estilo que nos hace pensar en los principios de la astronomía y la observación del espacio.

Tal y como dicen desde el equipo de arquitectos, su intención era conseguir reflejar en la estructura exterior la relación que existe entre el Sol y la Tierra y con la forma en la que este se desplaza. También buscaban una manera de hacernos pensar en el cosmos cada vez que mirásemos el museo desde el exterior y, por supuesto, desde su interior.

La instalación tiene unos 40.000 metros y supera con creces el edificio precedente en el que se encontraba el museo, el cual se inauguró en el año 2001 con la intención de convertirse en un punto de referencia para la astronomía en el mundo entero. Ahora, con su nuevo edificio, es como de verdad ha conseguido hacer ruido. No solo por su aspecto futurista y avanzado, sino también porque se trata del museo dedicado a la astronomía de mayores dimensiones del mundo.

Uno de los aspectos más característicos del museo es que ha prescindido de las líneas rectas. Lo que se buscaba era lograr un lugar en el cual se plasmara el aspecto geométrico que tiene el universo. El resultado es realmente atractivo, un lugar que recuerda más a las estructuras de las películas de ciencia ficción que a los típicos museos que estamos acostumbrados a visitar. Eso le aporta un nivel de atractivo enorme incluso sin tener en cuenta lo que nos vamos a encontrar en el interior. En su exterior se pueden apreciar tres elementos: una esfera, un óculo y una cúpula invertida que, en combinación, crean una combinación irresistible.

Por suerte, eso sí, el contenido se encuentra a la par. El museo cuenta con su propio planetario, lo que no podría ser de otra manera a la vista del diseño y de cómo la cúpula está integrada en la propia estructura del edificio, un telescopio solar muy avanzado y un observatorio. Se pretende convertir en uno de los puntos de inflexión para los amantes de la astronomía, el lugar en el cual conectar con la observación de estrellas y que visitar si tenemos interés por esta actividad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...