El Museo Ford: una atractiva visita cultural cerca de Detroit

Si visitas Detroit, muy cerca de allí, podrás ir al Museo Henry Ford, en Dearborn, lugar donde observar cantidad de objetos de gran valor relacionados con este genial pionero de la industria automotriz y mucho más.

El Museo Henry Ford, un imperdible cerca de Detroit

El Museo de Henry Ford muy posiblemente sea otro imperdible en Detroit: ubicado en Dearborn, en Michigan, -en específico, en Greenfield Village, donde se encuentra una de las plantas de Ford-, es espacio de interesantes vestigios de la historia de los siglos XIX y XX, y, en particular, de un eslabón crucial en lo que a la evolución de la industria automotriz refiere.

Este museo se emplaza en un edificio de casi 5 hectáreas de estilo victoriano donde se conservan muchos valores de una de las marcas más conocidas internacionalmente, y documentos y objetos de su responsable, Henry Ford, que pasó a la historia como un gran inventor y pionero, una pieza clave en el desarrollo de los coches norteamericanos.

Así que si estás próximo a tomar uno de los vuelos a Detroit, debes saber que cerca de esta gran urbe, a unos 30 kilómetros, encontrarás el Museo Henry Ford & Greenfield Village, donde observar desde la colección privada de Ford hasta la limosina donde fue asesinado el presidente John F. Kennedy. No faltará tampoco un ejemplar del conocido e histórico Ford T o del A, e incluso modelos que van del año 1886 a 1908, y de 1908 a 1920, entre otros muchos.

El Lincoln, modelo 1961, que transportaba al entonces presidente Kennedy en el momento en que encontró su trágico final es, sin dudas, uno de los mayores atractivos, así como también otros vehículos presidenciales: el de Ronald Reagan (1972) y el de Roosevelt (1939), dispuestos en una galería especial.

El histórico modelo T de Ford

Así también, en el gran espacio de este Museo se podrán observar locomotoras y trenes de ferrocarril, casas rodantes de la época, otros modelos antiguos de autos como el Thunderbird, el Studebaker o el “999 Racer”, e incluso objetos de la vida moderna más allá del medio de locomoción más empleado hoy en día.

Otras curiosidades para ver aquí: las vestimentas de pilotos del propio Henry Ford, letreros con publicidades, bicicletas y motocicletas, y ejemplares de otros automóviles como Jeep, Oldsmobile, Cadillac y Rolls Royce de principios de los 20.

La mansión que sirvió de morada por entonces a Ford  fue construida en 1914 por Thomas Edison (amigo personal de Ford), y cuenta con 50 habitaciones, un lago y mucho espacio verde derredor. Su interior estaba además decorado con gusto y lujo, gracias a las adquisiciones importantes que fue realizando a través de Clara, su mujer.

Bien, finalmente y para que vayas programando tus vacaciones en Detroit, te comento que el Museo Ford está abierto todos los días de 9,30 de la mañana a 5 de la tarde y que el valor de la entrada es de 15 dólares, los adultos, 11 dólares, para menores de 5 a 12 años, mientras que los menores de cinco años entran gratis.

Fotos Museo Ford

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...