Se inaugura la burbuja turística entre Taiwán y Palau

El turismo entre Taiwán y Palau se reactiva a través de una burbuja turística que permitirá disfrutar del turismo bajo ciertas condiciones.

A medida que el mundo intenta salir del agujero en el que nos ha metido el coronavirus, se van presentando iniciativas de distintos estilos. Los gobiernos buscan la forma de recuperar el turismo y de hacerlo de una manera suave que no implique poner en riesgo a sus ciudadanos. En Asia, por ejemplo, lo que se acaba de activar es la primera burbuja turística.

Los planes acerca de ello se anunciaron hace ya tiempo, pero finalmente se han puesto en marcha. La burbuja se ha organizado entre Taiwán y Palau, islas que han trabajado muy duro para que la situación en ambas regiones sea totalmente segura. Ahora, con la tranquilidad que les da la forma en la que han puesto el virus bajo control, inauguran esta burbuja para poder fomentar el turismo.

Eso sí, no se trata precisamente de abrir un camino entre ambas islas y de que el turismo se desarrolle como en el pasado. En realidad, la conexión turística va a estar bajo un riguroso control que posiblemente hará que algunas personas prefieran no hacer el viaje con el que tanto llevaban soñando.

Primeramente, hay que presentarse en el aeropuerto 5 horas y media antes del vuelo para someternos a una prueba de coronavirus. Los resultados llegarán antes de que despegue el avión, por lo que se tendrá constancia de que todo el mundo que viaje lo hará sin tener el virus. Además, por supuesto, es obligatorio usar mascarilla en todo momento.

Lo peor de todo, lo que hace el viaje menos atractivo, es que hay que seleccionar un tour turístico entre los seis elegidos por cada gobierno. Eso pone una limitación clara sobre dónde podemos ir y qué podemos hacer una vez lleguemos al destino. En ningún momento nos podemos salir del itinerario, de forma que estaremos demasiado condicionados a lo que ha perfilado el gobierno como atractivo turístico de cada uno de sus respectivos lugares. Puede ser un buen plan, pero también se puede convertir en una de las peores vacaciones de las que vayamos a disfrutar.

Por suerte, los tours que se han desvelado parecen realmente interesantes, como tener la oportunidad de aprender snorkeling en Palau o darnos un baño de barro en el Milky Lake. Al haber seis tours por cada isla, es posible que no sea difícil encontrar uno que encaje con aquello que buscamos. Y, por otro lado, no solo se incluyen visitas turísticas, sino también sesiones de compras.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...