Los alemanes salvan Mallorca en el inicio de la recuperación

Los alemanes han formado el grupo principal que ha ayudado a que el turismo en Mallorca se comience a recuperar después de lo peor de la pandemia.

La recuperación del turismo va a ser un proceso complicado a la vista de lo mucho que se ha sufrido durante la pandemia. Los negocios, hoteles y restaurantes, están esperando que las cosas vuelvan a la normalidad. Muchos han cerrado sus puertas y otros se han visto obligados a adaptarse para sobrevivir. Pero, no obstante, la recuperación se está acelerando y todo apunta a que la vuelta a la normalidad será algo que ocurrirá dentro de poco tiempo. Al menos, si los gobiernos del mundo autorizan y/o recomiendan a sus ciudadanos viajar hasta España.

En Reino Unido, por ejemplo, el gobierno no recomienda viajar a España y tiene muy controlada la actividad de los ciudadanos que deciden viajar fuera de la nación. Eso ha llevado a que las cantidades de británicos que han viajado a Palma de Mallorca en el mes de mayo hayan sido muy reducidas. Según los responsables del aeropuerto de Mallorca, solo viajaron a Mallorca 5813 turistas británicos. Lo hicieron volando en 333 vuelos, una cifra de lo más reducida en comparación a los 3363 vuelos que llegaron desde Alemania. En estos vuelos procedentes de Alemania se desplazaron 397,931 turistas.

¿Qué es lo que ocurrió en Mallorca? Teniendo en cuenta esas cifras, y sabiendo que los turistas de otros países, como los holandeses o los belgas, todavía no están volviendo a Mallorca de forma masiva, lo que ha pasado es que la región se ha volcado en los alemanes. Tal y como decíamos antes, ha sido una medida necesaria de adaptación para poder sobrevivir.

El propietario de un bar irlandés de Ca’n Picafort, por ejemplo, lo que ha hecho ha sido adaptar todo lo que ha podido al alemán. Primero, el cartel que está en la entrada del bar, para que sepan los turistas alemanes que ahí son bienvenidos y que se pueden sentir como en casa. Segundo, la planificación de los partidos de fútbol de Alemania en la televisión del interior. Tercero, la compra de camisetas del Borussia Dortmund para el propietario y sus empleaos. Y cuarto: la carga de las neveras del bar con cerveza puramente alemana. ¿El objetivo? Conseguir que el bar se llene de nuevo, esta vez no con británicos, sino con los alemanes que están llegando a España.

Suponemos que también habrá aprendido algo de alemán y que estará listo para lo que venga después. Cuando los británicos regresen a Mallorca, imaginamos que tendrá que decidir cómo afrontar el cambio. Pero quién sabe si enfocándose al público alemán ha conseguido un cambio de aires que marque su negocio para siempre. Esto es muy probable que lo hayan replicado otros negocios, quienes están sobreviviendo gracias al dinero alemán que llega con estos turistas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...