Islas únicas por descubrir

La última edición de la guía Best In Travel 2011, de Lonely Planet, ha presentado las mejores islas secretas del mundo, sitios más apartados para disfrutar y realmente descansar en entornos idílicos.

Nuestro planeta aún esconde muchos tesoros, lugares paradisíacos no tan conocidos, que conservan gran parte de su belleza original y que pueden ser visitados. La última edición de la guía Best In Travel 2011, de Lonely Planet, ha presentado las mejores islas secretas del mundo, sitios más apartados para disfrutar y realmente descansar.

Torres Strait Islands, en Australia, un paraíso para disfrutar

La primera de las recomendadas son las Islas Torres Strait, ubicadas más allá de la Península de Cape York, en Australia: están compuestas por poco más de 270 islas que preservan lo increíble de su naturaleza y lo más autóctono de su cultura. Sin embargo, sólo tres de estas islas pueden visitarse, entre las cuales las de Horn y Thurday son las más buscadas.

Los paisajes en este archipiélago son realmente hermosos, con aguas limpias y turquesas, con intensa vida y corales en su interior, vibrante vegetación tropical y unos pobladores amenos que sabrán mostrar lo mejor de su cultura milenaria.

Ya en Japón, las Islas Yaeyama constituyen un escenario idílico, que asemeja más a los paisajes caribeños. Idiomote, Taketomi y Ishigaki son tres sitios donde disfrutar del sol, mar y arenas blancas en un entorno agradable e íntimo.

Islas de la Salvación, otro destino singular, natural y atractivo para visitar

En Guinea, las Islas de la Salvación, de origen volcánico, se encuentran a 11 kilómetros de la costa de la Guyana Francesa y comprende tres islas principales: Royale, Saint Joseph y Diable, es decir, la “Isla del Diablo”, conocida por haber sido colonia penal desde 1862 a 1953. Este rincón del mundo también promete una estadía distinta y natural.

El Corea del Sur, la guía ha destacado a Ullengdo, una isla, también de origen volcánico, ideal para descansar y respirar aire puro en Asia. Se trata de un tranquilo pueblo de pescadores que ha sabido ganarse la fama de ser un lugar “sin contaminación, sin ladrones y sin serpientes”.

Finalmente, ya en América Central, el archipiélago de San Blas, en Panamá, se presenta como un conjunto de pequeñas islas de arenas blancas, con palmeras y unas aguas de ensueño, en un entorno también poco intervenido por el hombre.

En este archipiélago no se encontrarán grandes hoteles, sólo agradables casas de aldeas con bed and breakfast, y servicio cordial por parte de sus habitantes.

Foto 1 Killer White Fluff en Flickr

Foto 2 Antoine Hubert en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...