El Tenerife más natural

Tenerife tiene tanto que ofrecer que sería una pena limitar su visita a la isla. Sin duda no se puede escapar la visita al Parque Nacional del Teide

Tanto o más importante que saber elegir la zona, es acertar en el alquiler de coches en Tenerife, ya que el auto debe convertirse en el motor, nunca mejor dicho, de una visita completa a la isla. Si eres de lo que no te conformas con la playa y el sol tinerfeño y te gusta disfrutar de las diferentes posibilidades que te ofrece esta isla, no debes olvidarte que el automóvil es parte fundamental de ello.

Una espectacular imagen del Teide rodeado de un banco de nubes

Que no me centre exclusivamente mi estancia en playa, toalla y arena no significa que no vaya a disfrutar de algunas de las mejores playas que se pueda disfrutar en Europa. Especialmente famosas por su calidad y belleza son las de la zona sur de la isla. Una buena ruta sería conocer las siguientes: la playa de los Cristianos, la Playa de las Vistas, la de Troya y la de las Galletas. Cualquiera de ellas, cuentan con todos los servicios que uno necesite y además, se disfruta de un agua cristalina y arena siempre limpia.

Si bien la playa, ahora que ya por fin nos hemos despegado del largo invierno, es una deliciosa experiencia, me gusta más rodearme de naturaleza y respirar aire puro en un entorno natural de privilegio. Y en Tenerife tenemos un lugar de aquellos que no deben perderse bajo ningún concepto. Se trata del Parque Nacional Las Cañadas del Teide. Es un escenario producido por la actividad volcánica que dio origen a Tenerife. Es un espacio protegido de casi 19.000 hectáreas de colores ocres y amarillos y que la joya de la corona es, como no podría ser de otra forma, el impresionante volcán Teide, a 3.718 metros de altitud, techo de nuestro país.

En este gusto por la naturaleza y por disfrutar de rutas senderistas, nos encontramos una nueva excusa para ponernos las botas de montaña o, si estamos cansados coger de nuevo el coche, y dirigirnos a la zona norte de Tenerife. La razón es uno de los símbolos de la isla y uno de los tesoros de la flora española más importantes. Estamos hablando del conocido como Drago Milenario, de 17 metros de altura y 20 de perímetro. Está situado en Icod de los Vinos y sus 150 toneladas de peso es algo digno de visitar. Según cuenta la leyenda, podría rondar los 5000 años de antigüedad, aunque estudios recientes lo limitan a tan solo 800-1000 años.

Fotografía: extranoise

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...