El paraíso de Whitehaven Beach, Australia

Whitehaven Beach es un estrecho de 7 km donde el agua y la arena se entremezclan formando curiososos trazados curvilíneos, especialmente apreciables desde el aire. Esta maravilla natural forma parte de las Whitsundays Islands, un archipiélago que forma parte de la Gran Barrera de Coral.

Whitehaven Beach

Playas inmensas de arena fina y aguas azul celeste las hay en muchos lugares del mundo. El Caribe, Hawaii o la Riviera Maya son algunos ejemplos paradigmáticos. Sin embargo, lo que nos ofrece Whitehaven Beach va un paso más allá. O incluso varios. Se trata de un estrecho de 7 km donde el agua y la arena se entremezclan formando curiososos trazados curvilíneos, especialmente apreciables desde el aire. Un total de 4,5 km de playas permiten disfrutar a los bañistas de lo más parecido al paraíso que hay sobre la Tierra.

Whitehaven Beach es la atracción más popular de las Whitsunday Islands, un archipiélago de 74 islas que se extienden en el litoral de Queensland, al norte de Australia, y que forman parte de la Gran Barrera de Coral (recordamos, el mayor arrecife del mundo). Solo se puede acceder a ellas en barco y son un frecuente destino vacacional en el país.

Su mayor aliciente, además de sus aguas, es su arena. Formada en un 98% de cuarzo, resiste al calor y no quema ni en pleno verano. Eso sí, es tan fina que puede ser letal para móviles, reproductores de música y otros aparatos electrónicos. ¿Lo bueno? Que es ideal para pulir las joyas.

La playa de Whitehaven es naturaleza en estado puro, y lo es porque las autoridades australianas y locales velan al máximo por su preservación. En 2008 recibió el reconocimiento de playa más limpia de Queensland, y la CNN la incluyó entre las playas más ecológicas del mundo en 2010. Sin embargo, para poder mantenerla tan radiante también es necesario un esfuerzo por parte de los visitantes. Las mascotas están prohibidas y no está permitido fumar.

Al tratarse de un país tan moderno como Australia, visitar Whitehaven Beach resulta muy fácil. Y la experiencia puede ser a precio de turista o a precio de lujo, según nuestras aspiraciones. Parten ferries y yates diarios desde el puerto de Arlie Beach, una pequeña y turística localidad costera situada en el litoral de Queensland, al norte de Brisbane.

Algunas compañías navieras ofrecen packs de más de un día que incluyen una visita a la playa y paradas en los alrededores de la Gran Barrera de Coral. Ideal para una experiencia completa. Y si todo ello no satisface nuestra ambición, varias empresas de hidroaviones y helicópteros ofrecen la posibilidad de contemplar Whitehaven Beach desde el aire. Los más sibaritas pueden acabar la visita por todo lo alto, con una copa de champagne en una playa privada.

Si tienes la oportunidad, no dejes de visitar este magnífico enclave australiano, único en el mundo.

Foto: Jeremy Vandel.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...