Cruceros por el Mediterráneo

Navegar y divertirse por el Mediterráneo

El Mediterráneo ha sido la cuna de nuestra actual civilización. En sus orillas se han despertado y creado naciones que reinaron el mundo conocido durante muchos siglos. Egipcios, griegos y romanos son sólo algunas de estas  antiguas culturas que brillaron con luz propia y que germinaron en nuestra forma de vivir y pensar en occidente. Es curioso cómo en un espacio geográfico tan limitado apareció la semilla del presente. Únicamente por tener la posibilidad de ver in situ estos lugares míticos merecería la pena embarcarse en un crucero que recorriera sus costas y poder pasear por algunas calles de estas ciudades milenarias.

Precisamente la posibilidad de poder viajar a varios países en tan sólo unos días es una de las grandes ventajas de esta forma de pasar una parte de tus vacaciones. Otras, forman parte del propio barco y de sus grandes posibilidades de diversión. Por lo general, en este tipo de embarcación se puede disfrutar de piscina, gimnasio, videoteca, tiendas, biblioteca, discotecas, casino o bingo, spa, entre otras posibles opciones. Desde hace unos años se ha revitalizado las compañías de cruceros y existe un gran número de compañías de este tipo de viaje. Una de mis preferidas es la de MSC Cruceros, gracias a su gran diversidad de rutas, días de duración y precios, especialmente por el mar Mediterráneo.

A pesar de que se pueda tener la idea de que todos los cruceros son iguales, para nada es así y hay que tener en cuenta qué es lo que se quiere. Por ejemplo, no es lo mismo embarcarte en un barco con una capacidad para 500 personas que hacerlo con uno para 3.000 personas. Es algo parecido entre escoger vivir en un pueblo o en una ciudad pequeña o hacerlo en una gran capital, entre un trato más familiar y cercano o querer pasar desapercibido entre una marabunta humana.

Lo mismo sucede con las paradas. ¿Prefieres distancias más largas entre paradas, traspasando países o te gusta más la idea de localidades más cercanas entre una y otra para así visitar un mayor número  de ciudades? Por todo ello, siempre es bueno saber qué es lo que se quiere hacer y qué sitios visitar. En cuanto se tenga claro, tan sólo falta hacer la reserva y cargar las baterías de vuestras cámaras fotográficas para no dejar pasar ningún vestigio de estas culturas antiguas.  ¡Ah, y no olvidéis por si acaso las Biodraminas!

Fotografía: Clarisa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...