Moerenuma Park, la última obra del escultor Isamu Noguchi

Los visitantes de Sapporo, en Japón, se pueden encontrar con el parque Moerenuma, el último trabajo del famoso escultor Isamu Noguchi.

Escultor Isamu Noguchi

Los aficionados a los paisajes y la escultura es posible que conozcan la obra de Isamu Noguchi, un escultor fallecido en 1988 que ha dejado su huella en variados lugares repartidos a lo largo y ancho del mundo. Su estilo, que combina las formas más estilizadas y refinadas de la cultura japonesa con el estilo occidental, fruto de haber pasado media vida en Japón y la otra media en Estados Unidos, ha pasado a la posteridad. Pero es el Moerenuma Park, su última obra, una de las más particulares y la última pieza de la inquietud de una mente que ha permitido grandes vistas a turistas de todo el mundo.

Aunque el parque se construyó en 1988, año de la muerte del escultor, no fue hasta 2005 cuando abrió sus puertas al público. En este 2015 celebra su primera década de existencia y se vuelve a convertir en un lugar de gran atractivo en Sapporo. Sus formas son curiosas desde el suelo, pero cuando se mira desde el cielo se puede apreciar que el escultor buscó crear volumen y formas abstractas desde todos los ángulos. Hay quien lo compara con el aspecto que proporcionan las líneas de Nazca desde el aire, lo que no se ha llegado a ver anteriormente en otras de las obras del escultor.

Noguchi parece que, quién sabe por saber a sus 84 años que ya estaba cerca de crear pocas obras más, quisiera en este parque concentrar una amalgama de estilos que le habían acompañado a lo largo de los años. El resultado es, en cierto modo, sorprendente, pero también inquietante. Normalmente en este tipo de obras se busca un estilo común que generalice los alrededores de los parques y no se realiza una mezcla de influencias que llevan tan pronto de la elegancia japonesa a la modernidad del estilo occidental más actual. El resultado es cuanto menos curioso y una buena razón por la cual visitar Sapporo.

La mala noticia es saber que Noguchi no pudiera vivir para ver completado el parque, aunque dejó todo perfectamente detallado para que los sucesores al mando del proyecto pudieran terminarlo siguiendo cada una de sus indicaciones y la maqueta que produjo. Es posible que con su guía la finalización del proyecto hubiera acabado antes, pero es algo que nunca se sabrá. Las ideas de Noguchi se extienden a lo largo de esculturas y formas abstractas, grandes arboledas, espacios abiertos e incluso zonas deportivas en las que los visitantes tienen la oportunidad de practicar diversos deportes.

No hay una época ideal para visitar el parque, dado que el propio Noguchi pensó en que el proyecto pudiera ofrecer un estilo artístico personal en cada época del año. Este lugar se ajusta a los cambios del clima. En la primavera es una de las zonas de Sapporo más utilizadas para disfrutar de las fiestas en los cerezos en flor. En invierno la nieve hace acto de presencia y en verano el buen tiempo reúne a visitantes que disfrutan del agradable fluir del viento.

Vía: Moerenuma Park

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...