La catedral de Notre Dame reabrirá en 2024

La catedral de Notre Dame volverá a estar tal y como se encontraba antes del incendio en el momento de su reinauguración en 2024.

Los franceses no han dejado de trabajar desde que el fuego atacó duramente la catedral de Notre Dame. El plan era poder reabrir en 2024 y, tal y como se ha anunciado, lo van a conseguir. Por ahora han dicho que la estructura ya se encuentra consolidada y que tanto las paredes como los pilares son sólidos, por lo que no hay que preocuparse de daños mayores.

El fuego atacó y devoró, pero el comité que se está encargando de dirigir la reconstrucción ha dicho que ya se han realizado todos los ajustes que era necesario para que la catedral pueda recuperar todo su virtuosismo. Eso ocurrirá en 2024, puesto que, por ahora, todavía tienen que trabajar en la reconstrucción de todas las zonas que quedaron quemadas.

El proceso de reconstrucción está siendo intenso. Antes del llegar al estado de seguridad en el cual se encuentra el edificio ahora, tuvieron que ocuparse de envolver y proteger todos los elementos sensibles. Por ejemplo, las famosas gárgolas de la catedral, los frontones, los arbotantes o los andamios. Había mucho que hacer para que este edificio de 850 años pudiera sobrevivir.

El gobierno francés insiste en que la reapertura en 2024 será una gran victoria para todos los franceses. No obstante, dejan de lado un factor importante al que se le está restando cada vez más importancia de una manera preocupante: no saber todavía cómo se originó el incendio. Aun no se ha descubierto por mucho que se hayan realizado muchas investigaciones y las conclusiones a las que se ha llegado, al menos de momento, es a que posiblemente se tratase de un problema eléctrico o de un cigarrillo mal apagado.

Cuando se comenzó a trabajar en la planificación del futuro de Notre Dame hubo distintas ideas y posibilidades, como una propuesta en la que se planteaba que la catedral adoptaría un estilo moderno en su nueva reencarnación. Pero, al final, entre todas las ideas, lo que decidió el presidente Macron fue que la catedral se tenía que reconstruir tal y como estaba antes del incendio. Recibió críticas, porque insistió en que incluso tenía que recuperarse aquella parte de madera que se quemó con más rapidez en el incendio. Pero explicó de forma convincente que lo más justo y honroso con la historia francesa era reconstruir la catedral tal y como se encontraba antes, sin ningún tipo de cambio. Esto es lo que llevará a que, en 2024, la catedral de Notre Dame vuelva a estar abierta para la visita de todos los interesados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...