Hanami, el festival de los cerezos en flor

Cada año a finales de marzo los cerezos empiezan a florecer en las principales ciudades de Japón. Los japoneses lo celebran con el Hanami, un festival que consiste en multitudinarios picnics a la sombra de las flores.

Los japoneses solo dan tregua a su fama contenida una vez al año, y coincide con el apogeo de los populares cerezos en flor. Se calcula que existen unas 400 variedades en todo el país, y cuando florecen tiñen el paisaje de nubes rosa pastel. Un espectáculo maravilloso que se celebra con el Hanami, un festival que consiste en acudir a los parques y hacer un picnic bajo los cerezos. En algunos casos la celebración se alarga hasta la madrugada, y los lugares que lo albergan se decoran para la ocasión.

Tan esperado es este evento que la oficina de meteorología japonesa hace un seguimiento exhaustivo de las fechas y los lugares donde florecerán los cerezos. Sin embargo, el primer lugar en ofrecer el espectáculo es Okinawa, cuyos cerezos florecen a finales de enero. El evento no llega hasta mayo a Hokkaido, la isla más septentrional del país. Por regla general, las principales ciudades del país (Tokio, Kyoto y Osaka) ven aparecer las primeras flores entre finales de marzo y principios de abril.

Estas fechas son, sin duda, una de las mejores para visitar Japón. Pero al tratarse de una fiesta tan multitudinaria, hay que ser previsor para disfrutar del Hanami. Para encontrar un buen sitio a la sombra de los cerezos hay que acudir a primera hora de la mañana y reservar espacio. Y aún así, puede que lo tengamos complicado. Hay empresas japonesas que reservan los mejores sitios con antelación para celebrar el Hanami con sus empleados, como si de una cena de Navidad se tratara.

La tradición, como tantas otras de Japón, se inició muchos siglos atrás. Ya en el siglo VII se tiene constancia de celebraciones de aristócratas bajo los cerezos recién florecidos. Hoy podemos disfrutarla en todo el país, pero hay lugares más idóneos que otros para ello.

En Tokio el lugar favorito es el parque Ueno, con 1000 cerezos. Pero si queremos evitar aglomeraciones, también es recomendable el parque Shinjuku-Gyoen, uno de los más grandes de la ciudad. El centro de Kyoto es un espectáculo florecido, pero el mejor lugar para disfrutarlo es el Maruyama-Koen, en el que destaca un inmenso cerezo cuyas flores parecen llover sobre los visitantes. Este rincón se ilumina por la noche para que el deleite sea aún mayor. Además, el segundo domingo de abril parte del templo Daigo-ji una procesión con trajes de época. Su misión es conmemorar uno de los Hanami más populares de la ciudad, que tuvo lugar en el siglo XVI.

No obstante, dicen que el mejor lugar para visitar los cerezos es la cima de la montaña de Yoshino. Allí los cerezos florecidos dibujan una alfombra que cubre la montaña, y que recibe cada año a miles de visitantes.

Escojas el lugar que escojas, el Hanami te espera en cada esquina de Japón en los meses venideros. Y es uno de los mejores recuerdos del país que puedes llevarte a casa.

Foto: Fg2.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...