Corea del Norte: parte de una realidad de contrastes retratada

En este artículo se parte de las fotografías de una fotógrafa rusa para retratar parte de una realidad contrastante en Corea del Norte, un país con régimen comunista y donde las desigualdades también están al orden del día.

Playa pública en Wosan, Corea del Norte

Lugares no tan conocidos por los occidentales en el mundo hay cientos y cientos. En el caso de Corea del Norte, país no incluido en el Top Ten de destinos y que quizás difiera en gran medida de la cultura y forma de administración de España, y de otros países europeos, puede ser de todos modos un lugar interesante para quienes gusten de las diferencias y de grandes contrastes.

Además de su capital, Pyongyang, con cantidad de monumentos y sitios que parecen postales, hay otros destinos llamativos. Una de estas ciudades, Wonsan, ha sido recientemente mostrada en imágenes tomadas por la fotógrafa rusa Irina Kalashnikova.

En especial, se destacan un par de fotografías, en las que se pueden ver una de las playas públicas de esta población portuaria ubicada en el golfo de Tongjoson, donde hay gente tranquilamente tomando sol, y jóvenes jugando en la orilla.

Este escenario bien podría haberse sacado de cualquier arenal de España o de otros destinos europeos o de Estados Unidos, más allá de la diferencia étnica. Este atractivo también parece ser uno de los pocos que la mayoría del pueblo puede acceder sin tener que pagar un won y, muchos de ellos, sin tener que vestir el tradicional uniforme militar verde.

Las fotografías fueron tomadas por la rusa Irina Kalashnikova y recogidas por el diario británico Mirror

Vivir en este país, que desde hace años es liderado por el gobierno autárquico y comunista del líder Kim Jong II, para el común de la población puede ser altamente costoso. Por caso, según se informó en Mirror.co.uk, una pizza en la capital puede salir unas 4 libras, es decir, algo así como unos 4,5 euros, sólo pagable para la élite gobernante.

Ese valor para el habitante común de Corea del Norte es casi impensable: según el diario, 4 libras es el equivalente a unos 3 meses de trabajo del asalariado promedio.

Un par de zapatos con tacones es impagable también para el bolsillo de cualquier mujer: su valor en tiendas exclusivas sólo para los de la “alta sociedad” es de 100 dólares, es decir, unos cuatro años de trabajo.

Y una ilusión ya inalcanzable para el mortal medio en este país parece ser un automóvil, ya que casi nadie puede comprarse uno. Aunque quizás, y siempre según como se lo mire, podría tildarse de «ventaja» ya que no habrá ningún atasco de tránsito. Podría tildarse también de un ambiente “verde”, casi a la fuerza.

Kim Jong, hoy de 68 años, y ha anunciado que su hijo, Kim Jong Un, de 28, lo seguirá en el Gobierno. La dinastía comenzada por Kim II Sung, en 1948 se prolongará en este país de contrastes, sociales y económicos.

Fuente Gadling
Fotos Mirror.co.uk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...