¿Casas boca abajo como atracción turística?

En distintas zonas del mundo, como China, Rusia o Austria, existen casas que han sido construidas boca abajo.

Casas boca abajo

Nadie se plantearía que pudiera ser una visita turística interesante el ver una casa por dentro. Si fuera la casa de alguien famoso, de un personaje histórico o un lugar donde ocurrieran ciertos acontecimientos, quizá. Pero una casa normal y corriente no tiene nada de especial. Es posible que vosotros mismos viváis en una de estas casas.

¿Pero y si os decimos que las casas que os recomendamos visitar están boca abajo? En ese caso la situación cambia de forma descomunal. Pero lo cierto es que las casas construidas boca abajo se han convertido en los últimos años en una propuesta turística como cualquier otra, de gran interés para quienes tienen la costumbre de visitar lugares extraños en sus vacaciones. Las hay construidas a lo largo y ancho del mundo en todo tipo de sitios, desde China hasta Rusia o Alemania.

La filosofía de estas casas es que no solo el exterior está boca abajo, sino también el interior. Así, desde fuera vemos cómo el tejado está en el suelo y la parte de abajo de la casa en la zona superior. Si entramos en una de estas casas lo que podemos ver es que los muebles están al revés. ¿Cómo puede ser que el sofá esté en el techo? ¿Entonces estamos nosotros boca abajo?

Hacer fotos en estas casas y luego divertirnos a darles la vuelta puede dar como resultado mucha diversión, porque cada vez que le demos la vuelta a una imagen no serán los muebles los que estén boca abajo, sino nosotros. Hay más trabajo del que se pueda imaginar detrás de estas casas, que en algunos casos nos ofrecen además partes anexas a los hogares más tradicionales. Por ejemplo, hemos llegado a encontrarnos también con jardines o con garajes, en los que no pueden faltar los vehículos, también boca abajo colgando del techo.

Algunos de los lugares del mundo donde podemos ver estas casas incluyen Fengjing Ancient Town, en China, All-Russia Exhibition Center en Moscú, Trassenheide, en Alemania o Terfens, en Austria. No sería raro si de la noche a la mañana descubrimos que también hay intención de construir una en nuestro país. Al mismo tiempo, podría ser una idea muy original para adoptar dentro de alguno de los muchos parques temáticos que hay en nuestro país. Una vez construida no necesita mucho más para seguir captando el interés de los viajeros que sientan curiosidad.

Vía: The Atlantic

Foto: shankar s.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...