¿Quieres lujo? Alójate en una isla privada de las Maldivas

Las Maldivas estrenan una isla privada en la cual los millonarios pueden desconectar del mundo entero.

Una isla privada en las Maldivas

¿Te apetece vivir unas vacaciones de lujo? Entonces tu destino puede ser la isla de Voavah en las Maldivas. Esta se ha convertido en la primera isla privada regentada por el grupo hotelero Four Seasons. Resulta ser uno de los refugios más lujosos del mundo, donde los visitantes podrán disfrutar de la tranquilidad de una playa prácticamente desierta perdida en el Océano Índico. Ahí podréis sumergiros en sus aguas cristalinas, realizar actividades deslumbrantes o vivir en un paraje natural de ensueño.

La cadena hotelera ofrece un complejo con capacidad máxima para 22 personas, de 7 habitaciones, siendo el precio de la noche superior a 46.000 dólares. Four Seasons pretende que sus clientes que visiten estas instalaciones sean los más ricos del mundo. Por ello está dirigido a aquellas personas que pueden permitirse poder descansar en una isla privada, tal como ocurre con otras del mundo como la isla Necker en el Caribe.

Los primeros invitados que podrán probar esta estancia de lujo serán un grupo de ricos europeos, pero no tardarán en seguirles otras fortunas del mundo de otras regiones, como Rusia, América y Oriente Medio. También se estima que algunos millonarios de varias ciudades de China pasen sus vacaciones en esta isla.

El alojamiento de Voavah ofrece múltiples servicios para que sus huéspedes cubran todas sus necesidades y se den todos los caprichos que deseen. La principal ventaja son las medidas de seguridad y protección de la isla, dado que cuenta con patrullas regulares, un circuito cerrado de televisión y cámaras de visión nocturna en funcionamiento las 24 horas. También están disponibles durante todo el día las 28 personas que conforman la plantilla del hotel.

Entre las numerosas comodidades que oferta el complejo de la isla se encuentran el acceso a un gimnasio, biblioteca, sala de juegos con mesa de billar, o un salón con vistas a la piscina. Por su parte, para aquellos que quieran disfrutar de momentos de relajación, Four Seasons ofrece hamacas en la playa, un spa con servicios completos de masajes o, en términos de restauración, una gran variedad de cócteles para deleitarse con el mejor sabor de la isla.

Como dato curioso, no existe restaurante dentro del complejo, sino que todas las comidas se ofrecen en las habitaciones o en la misma playa. No obstante, estas pueden ser al gusto del huésped, por lo que podrán tomar menús a la carta o un buffet libre. Además, no faltarán cenas temáticas para más diversión. El entretenimiento se concentra en una serie de actividades de lujo. Así todos los que deseen pasar unos días inolvidables en esta isla de las Maldivas podrán ver un espectáculo de ballet ruso o visitar el Atolón Baa, la primera reserva de la Biosfera del Océano Índico. Como colofón final, para los turistas que quieran tener una mayor privacidad se han dispuesto dos habitaciones en cada extremo de la isla con piscina privada y separadas totalmente de las demás villas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...