Hoteles pop-up: alojamientos efímeros para viajeros inquietos

Los hoteles pop-up son instalaciones temporales y portátiles que se integran en distintos ambientes.

Glastonbury

Es probable que, en los últimos meses, hayas leído noticias relacionadas con algún tipo de instalación pop-up. Efímero, temporal, transitorio? Esta palabra inglesa ha aterrizado con fuerza en el vocabulario de muchos debido a la tendencia, cada vez más extendida, de crear espacios de la nada y, con la misma rapidez, desmontarlos. Ocurre, en especial, en el campo de la artesanía: los comerciantes que no cuentan con tiendas físicas crean tiendas pop-up que, durante unas horas o unos días, abren al público para que los compradores tengan a dónde dirigirse. La moda ha llegado, también, al ámbito del turismo. ¿Te imaginas dormir en un hotel que, al cabo de unas horas, deje de existir? Es posible. Bienvenido a la era de los alojamientos pop-up.

Mientras que la mayoría de hoteles se construye con el objetivo de perdurar en el tiempo, los hoteles pop-up cumplen una función totalmente distinta: se integran, allá donde vayan, en el medio que los rodea. Pueden instalarse en cualquier parte: en edificios vacíos, en tiendas de campaña de grandes dimensiones, contenedores de carga. Basta con moverlos de manera sencilla de un lugar a otro para que un hotel que un día había cobijado a sus huéspedes en una gran ciudad pueda, al día siguiente, servir de refugio en un recóndito rincón del bosque.

En los últimos años, son muchas las empresas que han surgido con el objetivo de potenciar este tipo de turismo. Los hoteles pop-up han viajado con éxito por todo tipo de ambientes, existiendo y dejando de existir en cuestión de días. Uno de los primeros fue el que se instaló hace dos años en el festival musical de Glastonbury, el mayor del Reino Unido. Durante las jornadas del festival, el hotel temporal proporcionó 20 habitaciones a los afortunados huéspedes; este año, cuenta ya con más de 130.

La tendencia ha arraigado con fuerza, y ya es posible seguir hoteles portátiles en su paseo por el mundo. Un día duermes entre conciertos; al día siguiente, alojándote en la misma habitación, puedes estar acampado en los selectos jardines de una mansión inglesa. ¡Una curiosa experiencia que todo viajero inquieto debería probar!

Fuente: CNN Travel

Foto / bobaliciouslondon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...