Hoteles flotantes: la mezcla que combina sostenibilidad y lujo

El mundo hotelero continúa reinventándose a sí mismo, y parece que la nueva moda de los hoteles flotantes llega pisando fuerte, intentando hacerse un hueco a medio camino entre lo sostenible y lo exclusivo.

hoteles flotantes

Probablemente hoteles raros y particulares los haya a cientos en el mundo. De hecho, no es la primera vez que en nuestro blog Dónde Viajar se convierten en protagonistas muchos de ellos. Pero en este caso nos vamos a conocer una nueva tendencia que parece estar detrás de algunas construcciones hoteleras de lo más espectaculares. Hoy hablamos de los hoteles flotantes, que empiezan a verse a lo largo y ancho del mundo, en las localizaciones más particulares y que desde luego llaman la atención a los turistas que esperan que el alojamiento sea mucho más que cuatro paredes en las que poder descansar.

Hoteles flotantes como destino exclusivo

Está claro que los clientes de estos futuros hoteles, de los cuales ya hay tres proyectos a punto de estrenarse para abrir sus puertas en 2016, son por lo general clientes con un montón de dinero que quieren alojarse en un lugar único. De entre los que empiezan a tener ya forma hay que destacar el de la ciudad noruega de Tromso, donde en diciembre de 2016 veremos a Krystall, un 5 estrellas con una particular forma de copo de nieve en el medio del mar. Aunque no será el único. De hecho Maldivas y Miami también están desarrollando sus propios planes para albergar a sus propios alojamientos flotantes en el medio del océano.

Estos hoteles, además de tener una forma muy particular, ofrecer un lugar insólito en el que alojarse, y unas vistas impresionantes son de los que acaban por convertirse en un lugar insólito en su interior. Además de los servicios que todo cinco estrellas tiene y ofrece como extra, hay que sumar la posibilidad de conseguir un diseño moderno en las instalaciones y una decoración adaptada a toda la construcción en cada una de las habitaciones que componen todo el hotel.

Hoteles flotantes con carácter verde

Pero si ser un hotel pensado para clientes exclusivos era una prioridad en estas construcciones, no deja de serlo el hecho de que para muchas empresas, la idea de venderlos como una iniciativa verde es también muy rentable. Los tres proyectos que te hemos mencionado y que están en proceso de ser llevados a cabo, nacen con la premisa de que son una forma de evitar que la subida del nivel del mar por el cambio climático afecte. Aunque olvidan decir que para poder irnos a uno de ellos hay que contar con mucho, pero que mucho dinero.

Precisamente esa idea es la que ha cabreado bastante a los grupos ecologistas que se han levantado en contra de estas construcciones. Les acusan de venderse como una solución irreal que busca ocultar el problema. De hecho, dicen que para acabar con el cambio climático, la solución más absurda es irse a vivir al medio del océano incentivando a que se siga sin tomar las medidas para reducir el temido efecto invernadero. Ni resulta lógico, ni resulta rentable. Y les parece un despropósito que se vendan estos hoteles como la salvación del planeta.

Hoteles flotantes como inversión de futuro

Está claro que si echamos la vista atrás y vemos cómo era el turismo hace veinte años, nos damos cuenta de que son muchas las cosas que han cambiado desde entonces. Y si bien por aquella época no conocíamos el mundo de los muchos cruceros que hoy son una fórmula más para hacer turismo en cualquier escapada, ni tampoco habíamos vivido el boom de lo rural como fórmula de descanso, ni tan siquiera sabíamos que el deporte podía ser una óptima fórmula de vender un destino turístico concreto. Y si por aquel entonces los que apostaban por ese tipo de alojamientos, servicios o ocio eran considerados un poco locos, puede que ahora mismos estemos ante una situación muy parecida.

La verdad es que esto me recuerda un poco a las locas ideas de hacer turismo en el espacio. Se trata siempre de servicios que están pensados para gente con mucho poder adquisitivo y que pretenden ofrecer algo nunca visto. Más que un alojamiento, un lugar o un servicio concreto, lo que ofrecen es una experiencia única. Una experiencia que no se puede disfrutar en otro sitio. Y esa fórmula de venta es perfecta para quién tiene el tiempo, y el dinero para disfrutarla. Probablemente falten aún muchos años para saber si en realidad tendrán éxito como modelo de negocio, pero las bases no le faltan, y darán que hablar en los diarios y revistas. Así que que nadie se extrañe si éste es solo el primero de una serie de artículos sobre los hoteles flotantes…

Imagen: guillenperez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...