El hotel de hielo abre sus puertas de nuevo

En el mes de diciembre el hotel de hielo de Suecia volverá a estar disponible para la visita por parte de todo tipo de personas.

Habitación de hielo

Con la llegada del frío, como ya es tradición durante más de 25 años, llega el momento de dar la bienvenida una vez más a la inauguración del hotel de hielo. El Ice Hotel, que así es como se le conoce en términos internacionales, acapara un gran nivel de atención y le proporciona a Suecia un atractivo turístico añadido del que sacar provecho si estamos planeando disfrutar de las experiencias más particulares del mundo en cuanto a alojamientos.

Aunque ya podemos hacer reservas, todavía nos quedan unos meses hasta que podamos visitar el Ice Hotel. La previsión de sus administradores es que se encuentre inaugurado el día 11 de diciembre, a partir del cual será posible participar en un tipo de experiencia muy diferente. Este hotel se encuentra situado en Jukkasjarvi y estará abierto hasta primavera, que será la fecha en la cual el poder de la naturaleza provocará que se derrita de manera irremediable.

Al tratarse de un hotel que está en consonancia con el paso del tiempo y al destruirse cada año que pasa, sus responsables tratan de sorprender año tras año con nuevas esculturas y figuras. Se utiliza el hielo para moldearlo todo y que el público se quede maravillado ante tales imágenes. En este año 2015 uno de los platos fuertes es ver la escultura de hielo de un elefante, tan real que parecerá que tendremos el animal ante nosotros.

Las mejores esculturas de hielo se pueden encontrar en las suites artísticas, que son donde se almacenan las obras más destacadas de la temporada. Una de las suites es la que está protagonizada por el elefante, pero hay otras igualmente curiosas. Por ejemplo, un equipo especialista en el trabajo con hielo, originario de nuestro propio país, se va a ocupar de crear una habitación que hará que los visitantes se sientan como si estuvieran un paisaje del Mediterráneo. En otra de las suites lo que se intenta es que los viajeros puedan sentir como si estuvieran en un palacio tradicional ruso.

Un tipo de viajero que tiene mucha costumbre de visitar el hotel de hielo año tras año son parejas que desean casarse en un lugar que no olvidarán con facilidad. Lo hacen en un entorno que queda genial en las fotografías y tienen la suerte de poder encontrarse con la aurora boreal, lo que implica la creación de recuerdos inolvidables. Todo tiene un precio, por supuesto, pero cada año hay más personas interesadas.

Vía: Ice Hotel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...