¿Cómo elegir un buen hostal en el que quedarse?

Probablemente para sacar el mayor partido a tu estancia de viaje y gastar el menor dinero posible en el alojamiento, la alternativa de los hostales se convierta en una buena opción. Sin embargo, hay aspectos a tener en cuenta para elegir el que mejor te venga.

elegir hostal

Probablemente cuando planificamos un viaje y lo hacemos todo desde internet o a través de agencias de viajes, de lo primero que nos percatamos es del hecho de que necesitamos un alojamiento. Elegir el tipo de alojamiento más adecuado a nuestro presupuesto y a nuestras necesidades se convierte en fundamental para que todo vaya luego en el destino como la seda. Precisamente si en tu caso ya estás decidido a quedarte en un hostal, por las ventajas que suponen estos alojamientos en cuanto a calidad-precio que nos ofrecen en la mayoría de los casos, hoy en nuestro blog aprovechamos a darte unos consejos para elegir un buen hostal en el que quedarte.

¿Cómo elegir un buen hostal en el que quedarse?

  • Localización: resulta fundamental elegirlo cerca de lo que quieres visitar o ver. En caso de que te decidas a buscarlo fuera del centro, que sea por una razón que te conviene a ti. Por ejemplo para disfrutar de la tranquilidad del entorno, o para estar más seguro con los más pequeños y poder pasear sin agobios al finalizar la jornada turística en la ciudad.
  • Precio en el destino respecto a otros establecimientos: aunque los hostales son por lo general baratos, algunos aprovechan su céntrica localización para subir la tarifa por encima de los servicios que están ofreciendo. Es por eso que siempre conviene una comparación con otros establecimientos similares y con los de categorías distintas, para asegurarnos que por calidad-precio es la opción que más nos conviene.
  • Servicios: hay que elegir el hostal que más servicios nos ofrece adecuados a nuestras circunstancias. Por ejemplo, en algunos casos la habitación tiene le baño dentro, algo que puede ser mucho más cómodo. En otras, éste es compartido con otras habitaciones. También algunos servicios como la posibilidad de salir más tarde, o entrar temprano en la habitación; de disponer de toallas del propio establecimiento, que haya un bar o restaurante en el que poder comer, o la oportunidad de dejar en custodia las maletas son puntos a  tener en cuenta a la hora de decidirse.
  • Extras no incluidos: hay que tener cuidado con los extras que no se incluyen en el precio del alojamiento en este tipo de establecimientos. En muchos casos hay que sumar aparte el uso de sábanas y toallas, así como se aplican tasas para dejar las maletas en garantía si queremos aprovechar el día de la salida. Todo esto, conociéndolo de antemano y calculándolo en el presupuesto total no supone un problema, pero hay que tenerlo en cuenta.

Imagen: Love My Tours

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...