7 consejos para preparar una semana de viaje en Nueva York

Si tenéis pensado viajar a Nueva York estos consejos os vendrán como anillo al dedo para disfrutar de una gran experiencia.

estatua libertad

Vamos a cumplir uno de los mayores sueños de nuestra vida: viajar a Nueva York. ¡Bien, al fin! La suerte está de vuestro lado y lo suyo es que la aprovechéis. Así que os vais de viaje durante una semana, un tiempo respetable que teóricamente os permitirá explorar una gran parte de la Gran Manzana. Lo más probable es que cuando estéis en el avión de vuelta penséis en todo aquello que no habéis hecho, porque lo cierto es que Nueva York absorbe y hay poco tiempo para hacer tantas cosas como se nos da la oportunidad de hacer.

1. Planifica

La mayor parte de los viajes incluyen una dosis de planificación si queremos disfrutar de unas buenas vacaciones, pero con Nueva York es especial. Hay demasiadas cosas que hacer, distintos caminos y rutas que recorrer. Es posible que cuando lleguéis a la ciudad los planes cambien de manera dinámica por cualquier tipo de cosa, pero es bueno que tengáis una base a la cual recurrir en esos momentos en los que tengáis que improvisar un lugar al que ir. Además, planificar también os vendrá bien para saber cómo ir a cada sitio que os interese, cuándo usar el metro o en qué momento os podéis trasladar caminando.

2. Haz un curso intensivo de cómo ser neoyorkino

Los neoyorkinos son individuos muy especiales, acelerados, que parece que siempre estén corriendo de un lugar a otro. Los mayores especialistas en viajes a Nueva York recomiendan que intentemos parecer lo menos turistas que podamos y que nos concentremos en vivir la experiencia de manera más cercana a la que tienen sus habitantes. Eso significa no dar la nota, no ir con el mapa desplegado a todas partes, no sorprendernos si vemos una rata en la calle y no hacer perder tiempo a los neoyorkinos, que como decimos, siempre tienen prisa.


3. Descarga apps y mapas

Ha pasado mucho tiempo desde aquellos días en los que viajábamos a destinos alejados de nuestro país con el miedo en el cuerpo por no saber qué haríamos o dónde iríamos una vez llegáramos. Eran tiempos de descubrimiento y de valientes, con turistas que se curtían a base de anécdotas curiosas. Ahora no es necesario sufrir, puesto que tenemos cientos de aplicaciones que podemos instalar en el móvil y que nos facilitan el trabajo. Os recomendamos buscar en vuestra tienda de apps preferida y descargar algunas apps que os proporcionen mapas, guía de lugares y recomendaciones. Seguro que vuestro viaje resulta mucho más efectivo gracias a ellas por mucho que perdáis el factor sorpresa.

4. Prepara la maleta con espacio

Te recomendamos apurar en el equipaje si no quieres tener problemas a la vuelta. Seguro que te cargas con montones de regalos para tu familia y amigos. Y todo eso lo tienes que meter en alguna parte. No te decimos que lleves dos camisetas, porque eso tampoco es plan, pero reduce equipaje. Intenta no cargar con demasiado calzado, pero que el que lleves sea cómodo para caminar durante horas. Si te encuentras con un problema de ropa y lavado siempre puedes recurrir a una de las lavanderías públicas que hay en la ciudad y que, por otro lado, son realmente icónicas a la vista de lo mucho que las hemos visto en series de televisión.

5. Haz sitio en el estómago

Nueva York es uno de los lugares más curiosos del mundo en términos gastronómicos. No es que los norteamericanos sean conocidos especialmente por lo bien que cocinan o por la innovación que represente a sus platos, pero sí son famosos por saber incorporar a sus calles todo tipo de restaurantes. Se combina la práctica totalidad de los sabores del mundo para que tengamos la oportunidad de encontrar siempre aquello que nos pueda satisfacer de una manera absoluta. Hasta nos encontraremos con algún local dedicado a la comida española, pero no os lo acabamos de recomendar. Al fin y al cabo, si estáis en Nueva York es para comer otra cosa.

6. Busca un buen alojamiento

El lugar donde alojarse es uno de los temas a debate más habituales. ¿Hotel? ¿hostal? ¿o apartamento? ¿y en qué zona de la ciudad habría que reservarlo? Todo depende, pero es imprescindible que se comience a buscar con tiempo para que sea posible encontrar buenos precios. Lo que sí es adecuado es evitar las primeras ofertas y analizar bien los distintos precios en busca de uno que resulte absolutamente irresistible. Nunca se sabe qué más puede haber esperándonos, así que con un poco de calma se llegará a un mejor resultado.

7. Mentalizarse del transporte público

Antes lo comentábamos por encima: el transporte público tiene que ser básico en Nueva York. Sabemos que habéis visto muchas películas y series donde el metro de esta ciudad es testigo de situaciones bastante peligrosas. Pero eso es ficción. También sabemos que el olor y el ambiente no son precisamente los más adecuados en un medio de transporte, pero el metro es tan útil que todo se le acaba perdonando por las facilidades que proporciona. Hay algunas alternativas, como el autobús.

Foto: Estatua Libertad vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...