3 cosas para hacer y 3 cosas a evitar en tus escapadas a Londres

Si te has decidido por la capital inglesa para tu próxima escapada, toma nota de lo que te contamos hoy, ya que aprenderás algunas costumbres que no gustan y otros hábitos que encantan a nuestros vecinos londinenses.

londres

Cuando visitamos una nueva ciudad es bastante habitual encontrarnos con diferencias culturales que nos saltan a la vista. De hecho, muchos de los destinos de Asia o África son famosos precisamente porque los turistas tienen ganas de vivir ese nuevo universo cultural desconocido para los europeos. En este caso te contamos que no hace falta irse tan lejos para encontrarnos con diferencias importantes. De hecho, hoy en parte, queremos hablar de ellas en uno de esos países que podríamos considerar vecinos. Y no porque hagan frontera con nosotros, sino porque los tenemos en la mayoría de los casos a 2 horas de vuelo partiendo de España. Me refiero a Inglaterra y concretamente a la ciudad de Londres.

Evidentemente, Londres tiene como ciudad unas particularidades que la definen y que la diferencian de todo lo demás. Sin embargo, en este caso en Donde Viajar no te quiero hablar de ellos como ventajas o desventajas de cara a adaptarte, sino más bien quiero darte algunos consejos sobre lo que es conveniente que no hagas y lo que es conveniente potenciar en una escapada a Londres. Y no porque vayan a detenerte o algo similar, sino porque probablemente veas más de una cara rara de los locales a tu alrededor frente a tu actitud. Y como eso de adaptarnos y disfrutar de nuevos lugares como turistas debería ser, al menos bajo mi punto de vista, dónde fueres, haz lo que vieres, vamos allá:

3 cosas para hacer y 3 cosas a evitar en tus escapadas a Londres

Probablemente que pensemos que todos los europeos se comportan más o menos igual que nosotros es un error de fondo. Desde nuestros complejos horarios de las comidas, pasando por nuestras siestas que descolocan su productividad, o el hecho de que nos encante hacer ruido sin importar donde estemos, es algo que nos diferencia. No sé si para bien o para mal, porque los hábitos culturales no deberían calificarse en estos términos, pero está claro que si queremos pasar desapercibidos en nuestra escapada a Londres, mejor adaptarlos a la cultura inglesa con unos pocos consejos.

Lo que no suele gustar en Londres

Aunque cuando los londinenses salen de fiesta suelen hacer ruido allá donde van, lo cierto es que no les gusta por lo general el ruido a todas horas. No hay más que ver como se toman un té en un café y apenas nos cuesta oír lo que dicen en la mesa de al lado. Los españoles es difícil que nos oigan, pero porque todas las mesas están tan alborotadas que se acaba armando un verdadero follón. Así que en Londres, mejor cuidamos el tono de voz.

Aunque si vives en Galicia estoy segura de que nada te sorprenderá del clima de Londres, si eres del sur de España, ni se te ocurra salir sin un paraguas. Hacerlo en la capital inglesa puede suponer una buena mojadura de esas perfectas para un resfriado de vacaciones. Está claro que el sol puede brillar mucho, pero nunca puedes fiarte. Si sales sin paraguas, probablemente acabes encontrándote con miradas de curiosos que se preguntan cómo se te ha ocurrido.

Si vas a conducir en Londres, cuidado con el cambio de lado de los vehículos. Te costará bastante acostumbrarte a ir por el lado «contrario» de la carretera. Además, ocurre lo mismo si eres un peatón. Hay que mirar justo al revés que en España, y no hacerlo y lanzarte a los coches puede ocasionarte más de un grito en plena calle. Sabemos que lo haces sin querer, pero a ellos no les hace ninguna gracia.

Lo que deberías potenciar en la capital inglesa

Nuestro carácter les encanta a los ingleses. Nos ven alegres, contentos y siempre con ganas de corrernos una juerga. Así que si vas con ganas de conocer gente, no tendrás ningún problema. Basta recordarles a tus nuevos amigos que eres español. Los tendrás encantados.

Para los ingleses la monarquía es una institución de referencia. Así que mejor evita a toda costa hacer comentarios ofensivos. Y mejor aún, evita mencionar a la corona. Y por cierto, ni se te ocurra pasearte por el Palacio buscando a la reina. Les parecen de las cosas más absurdas que pueden hacer los turistas, y probablemente las caras y gestos que te hagan no te entusiasmen demasiado.

Ya sea por cuestiones de trabajo, para una reunión con tus nuevos conocidos locales, o por el mero hecho de haber hecho una reserva de hotel y prometido cierta hora de llegada, deberías tener cuidado con las promesas que haces respecto a la puntualidad. Los ingleses no soportan que llegues tarde, así que en realidad si lo haces no esperes que te miren con una cara demasiado bonita. Y de hecho, puedes encontrarte con un problema bastante grande porque quizás tu contacto se haya ya marchado.

Imagen: carlescs79

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...