Viaje al centro de la tierra: en busca del paralelo cero

Si eres de esos viajeros que se dejan conquistar fácilmente por alguna de esas aventuras con toques de geografía, hoy te contamos cómo encontrar el paralelo cero de la tierra, justo en Ecuador

paralelo cero

Probablemente en más de una ocasión te hayas sorprendido a ti mismo buscando opciones curiosas e interesantes para tus viajes y te hayas dado con esos puntos cardinales e historias de la geografía que de repente te apuntan hacia un destino que antes no tenías en mente. Me refiero por ejemplo, a visitar Madrid y hacerse la foto en el kilómetro cero de las carreteras. Aunque en este caso no quiero hablar de redes viarias, sino más bien de algo mucho más universal. Hoy en Donde Viajar te quiero proponer irnos virtualmente al otro lado del mundo, en busca del centro de la tierra, aunque no precisamente como se hacía en la novela. Nuestra apuesta de hoy es mucho más realista, aunque de momento, no es demasiado conocida, al menos entre los viajeros españoles. Hoy salimos en busca del paralelo cero y ponemos rumbo a Latinoamérica para hacerlo. Concretamente a Ecuador.

Me resulta particularmente curioso como otras cosas de este tipo en el mundo si que las conocemos, pero ésta no es particularmente una de esas historias de la sabiduría popular. Es más, de ella se habla más bien poco, y quizás sería una especie de toque de atención al gobierno de Ecuador para que apostase más a menudo en sus campañas de publicidad para promover el turismo en su país, que además ha crecido considerablemente el último año, por las muchas inversiones que se hacen en su economía, y también porque los anuncios de promoción exterior se han multiplicado, destacando sobre otros países vecinos que anteriormente le daban más ventajas al turista. También hay que decir que Ecuador empieza a tener fama como país al que ir en busca de trabajo y eso siempre anima a un turismo familiar que luego extiende la buena fama de boca en boca.

Viaje al centro de la tierra: en busca del paralelo cero

Probablemente el paralelo cero sea eso que muchos pensábamos que ni existía. Ese lugar en el mundo que esté señalizado y que además nos indique que estamos allí para poder hacernos la foto y llevarnos la prueba de ello parece más propio de una película de ciencia ficción que de otro sitio. Pero como dije anteriormente, que sea poco conocido no significa que no sea curioso, y que desde aquí no podamos hacer algo por darlo a conocer. Así que para los que quieren decir que han estado justo en dónde la tierra tiene esa línea imaginaria que la divide en sus dos hemisferios, toma nota, que a continuación te enseñamos cómo llegar hasta él.

Evidentemente, para buscar las coordenadas en el mapa. Tendríamos que poner 0º 0′ 0″. Y no hay ninguna profecía. Si escribes esto en Google Maps por ejemplo, o en cualquier otro servicio de localización por coordenadas, si todo funciona correctamente deberías tener un punto situado a una distancia de unos 15 kilómetros de Quito. Y si eres de los viajeros que aman la ciencia, deberías saber unas cuantas cosas sobre este lugar del mundo. Y a los menos escépticos les aseguro que no está embrujado. Todo lo que pasa aquí, y te vamos a resumir a continuación, tiene una explicación científica.

  • Efecto Coriolis: ¿sabes qué dependiendo del hemisferio en el que estás el agua de la cadena del baño gira hacia uno u otro sentido? Pues bien, como estamos en el paralelo cero, aquí no hay ley de estas que valga, y el agua cae a plomo sin siquiera girar. Ahora ya sabes lo que significa ese nombre tan rebuscado que le han puesto a este efecto de la gravedad, y si tienes la suerte de visitar el paralelo Cero no olvides comprobarlo por ti mismo.
  • Cuestión de peso: si eres de los viajeros que se obsesionan con las dietas, en pleno ecuador, podrás decir que has adelgazado. Aquí el efecto de la gravedad hace que en realidad peses 4 kilos menos, independientemente de lo bien que hayas comido en Quito, que la verdad, la gastronomía de Ecuador es de las más variadas en Latinoamérica, porque por comer, hay de todo y para todos los gustos.
  • A mitad de los hemisferios: más que científica, en este caso es una curiosidad gráfica. La línea del ecuador que te encontrarás señalizada en el punto exacto por dónde pasa y en el que además no es raro encontrarse a turistas haciendo la misma pirueta, es un lugar de paso para hacerse fotografías con un pie en el hemisferio norte y otro, en el hemisferio sur. Aparte de la curiosidad en sí misma, poco de carácter puramente de ciencia podemos decir que haya detrás. Pero bueno, un poco de gracia de vez en cuando, también viene bien. Quien diría hace unos siglos que lo de que la tierra fuese redonda daría para tanta guasa. ¡Pobre Galileo!

Imagen:  A.Davey

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...