Ribbon Chapel, una forma distinta de casarnos

El edificio de Ribbon Chapel en Hiroshima ha llamado la atención de los curiosos por su forma de casar a las parejas.

Edificio en Onomichi

Los japoneses tienen un largo historial de curiosidades en cuanto a la experiencia de las bodas. Han puesto de manifiesto su interés por crear recuerdos imperecederos que nos permitan tener momentos muy románticos con la pareja. Por ejemplo, han puesto de moda las bodas en Disneyland, donde los novios se pueden disfrazar de sus personajes favoritos. Y también hay en el país algunos lugares muy espirituales donde contraer matrimonio en un ambiente distinto a todo. Un buen caso de esto nos lo encontramos en la forma de Ribbon Chapel.

Lo curioso de este lugar no solo es la forma que tiene la estructura, la cual ha sido creada por un arquitecto de renombre, sino también el tipo de sensación que se proporciona a los novios. Para que nos entendáis tenemos que decir que el lugar es una estructura de forma de espiral que está en una zona verde alejada de todo y que permite disfrutar de un entorno relajado y tranquilo. La forma de espiral se justifica en la presencia de dos escaleras de caracol a través de las que los novios tienen que ascender.

Durante la boda cada novio utiliza una de las dos escaleras y va progresando hasta que, una vez llegados arriba, se encuentran y pasan al resto de la ceremonia.

El edificio no está hecho para bodas inmensas, dado que la ocupación es un máximo de 80 personas, pero esto también es algo que tiene mucho sentido en el país, donde se trata de hacer este tipo de experiencias personales y lo más privadas posible. Para los novios resulta un recuerdo inolvidable el llegar arriba por la escalera y encontrarse con que al mismo tiempo también está su pareja, aquella con la que van a pasar toda su eternidad.

La curiosa forma que tiene la estructura es responsabilidad del equipo del arquitecto Hiroshi Nakamura, que lo ideó de una manera en la que se pudiera codnvertir en un símbolo. Esto es algo que, indudablemente, lo ha conseguido. El edificio se ha instalado como una de las últimas novedades del hotel Bella Vista Sakaigahama, que está en Hiroshima, más exactamente en la ciudad de Onomichi. Las bodas que se realizan en este lugar cada vez son más frecuentes, lo cual se encuentra justificado por el gran nivel de atractivo que presenta. Al fin y al cabo, se nos ocurren pocos lugares más bonitos para casarnos y para unirnos a otra persona en matrimonio.

Vía: Hiroshi Nakamura

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...