Mar Muerto, para flotar en el agua

Aunque hay previsiones que apuntan a que el Mar Muerto desaparecerá, por ahora todavía podemos probar el curioso efecto de su agua.

Flotar en el agua

Del Mar Muerto, en Israel, no es la primera vez que hablamos. Este lago tiene una superficie de de 810 kilómetros cuadrados y capta la atención de miles de visitantes año tras año. El principal rasgo que representa al Mar Muerto se encuentra en la alta salinidad de sus aguas, lo que permite que, como indicamos en el título, sea posible flotar. No es magia, se trata de un efecto natural producido por la salinidad y por la densidad del agua, dado que esta resulta demasiado elevada para la carga del peso humano.

A diferencia de lo que suele ser costumbre en otros lagos del mundo entero, en el Mar Muerto no viven especies vivas de ningún tipo salvo las artemias. No es un ecosistema que permita la vida por sus particulares características, si bien puede sorprender que en realidad el Mar Muerto no sea el lago más salino del mundo. Esto no quita que el Mar Muerto, también por referencias bíblicas que interesan a muchos de los turistas, sea un foco de interés para el turismo en Oriente Próximo.

El turismo hacia el Mar Muerto se beneficia del apoyo que las autoridades y empresas privadas le han dado a la zona y los alrededores. El centro de convenciones King Hussein Bin Talal atrae muchas miradas y proporciona un soporte detallado a viajeros de todo el mundo siguiendo las líneas de trabajo del conglomerado Hilton.

En las cercanías del Mar Muerto también se encuentran varios resorts vacacionales que pueden ser una buena experiencia si lo que está buscando el viajero es una alta comodidad. La excursión al Mar Muerto, en la cual se recomienda flotar en su agua para tener una sensación que no olvidaremos con facilidad, se puede complementar así con turismo de relajación en la parte correspondiente a Jordania.

En los alrededores también es posible conocer la villa Neve Zohar, donde residen 20 familias a modo de comuna. Para los viajeros otra opción es Ein Bokek, donde es posible alojarse y disfrutar de unos baños termales, además de ver restos arqueológicos que ayudan a recordar algunas de las civilizaciones pasadas que existieron en la zona.

Dicen algunos expertos que el Mar Muerto podría desaparecer de aquí a unas pocas décadas, debido a que el agua se está agotando y que las previsiones no son nada positivas al respecto. Los turistas que quieran tener la sensación de flotar en el agua quizá deberían hacer el viaje lo antes posible.

Foto: eviljohnius

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...