K West, el spa de Londres donde te quedarás helado

Sentir una temperatura bajo cero extrema puede ser muy beneficiosa para quienes disfruten del spa de la nieve en el K West Hotel & Spa.

Spa en Londres

Normalmente, cuando pensamos en tratamientos de spa lo que nos viene a la cabeza es la relajación, una temperatura agradable, buen tiempo, calorcito y esas cosas. De todas formas, está claro que los tratamientos de spa evolucionan y que cada vez a los viajeros les interesa disfrutar de experiencias más originales. Esto es algo que se eleva a su máxima expresión en el K West Hotel & Spa de Londres. En él nos podemos encontrar lo que se denomina como «Snow Paradise», un paraíso nevado que realmente aporta algo diferente.

La directiva del hotel ha trabajado para que esta sea una de esas habitaciones que no olvidamos con facilidad. Si bien el resto de las instalaciones son las de un hotel al uso, con sus piscinas agradables y habitaciones de gran comodidad, cuando llegamos al paraíso de la nieve del spa nos encontramos con que todo está absolutamente congelado. La nieve es protagonista y es con el objetivo de proporcionar a los viajeros una mejora considerable de su estado de salud.

Cuando nos introducimos en esta parte del spa pasamos a «sufrir», en el buen sentido, una temperatura de -15 grados centígrados. Recomiendan desde el hotel que lo que debe hacer el viajero es intentar similar la circulación del cuerpo, dado que resulta muy beneficioso.

Y para conseguirlo hay que intentar combinar una forma de terapia que pasa del frío al calor de una manera prácticamente instantánea. Quizá no nos resulte muy cómodo, o al menos no lo parece, pero los beneficios son notables. Lo que haremos será pasar del frío del cuarto nevado, donde parecerá que hayamos viajado de una forma instantánea al mundo de la película Frozen, por decir una referencia que todos los papás entenderán actualmente, a introducirnos en una sauna en la cual el calor es considerable. También pasaremos por una sala de vapor y acabaremos dándonos un baño en la piscina de hidroterapia que se aprovechará de los cambios de temperatura por los que hemos ido haciendo pasar al cuerpo.

Lo bueno es que el precio del spa con todo incluido, tanto la sala de la nieve como el resto de las instalaciones, no es especialmente elevado, así que la curiosidad resulta más tentadora. No podemos decir, por otro lado, que el hotel no disponga de otros incentivos, como unas habitaciones muy bien preparadas, así como un bar y restaurante dotado de un buen ambiente para acabar la relajación.

Vía: K West

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...