¿Hay fantasmas en el Casino Constanta?

Rumanía sigue lidiando con las leyendas y comentarios de fantasmas sobre el edificio del antiguo Casino Constanta.

Casino Constanta

Parece que el verano ha desatado el interés del turismo por los lugares paranormales. Nos habíamos pasado unos meses sin oír de recomendaciones ni de sitios nuevos relacionados con fantasmas, apariciones y ese tipo de cosas, pero últimamente leemos más propuestas de la cuenta. Y aunque algunas son fruto del intento de reflotar el turismo de determinadas partes del mundo, hay que reconocer que otros casos sí que nos resultan de lo más interesantes. Es lo que nos ocurre con el Casino Constanta, de Rumanía, que tiene la particularidad de ser, como ya habréis deducido, un casino.

Estamos acostumbrados a ver lugares abandonados como hospitales, colegios e incluso iglesias. No es tan habitual que esto ocurra con un casino. En nuestra mente relacionamos este tipo de centros de ocio con estructuras bastante modernas, aunque la realidad nos dice todo lo contrario. Los casinos existen desde muchas décadas atrás y ya son muchos los que han cerrado sus puertas. Normalmente no quedan abandonados, porque son instancias de gran tamaño que no se duda en aprovechar de otras formas, pero el Casino Constanta es una excepción.

Se encuentra en el Mar Negro, justo en su costa, en Constanta tal y como da nombre al propio edificio. El exterior causa pasión cuando lo vemos, y no nos extraña leer que en el pasado no solo fuera el casino más importante del país, sino uno de los edificios más lujosos.

¿Entonces cómo ha llegado a quedar abandonado y perseguido por la leyenda de fantasmas? La historia nos cuenta que se inauguró en 1910 y que quería ser, originariamente, una forma de destacar el estilo que había dejado huella en el mundo a través de la «Belle Époque». El problema es que el casino tuvo que enfrentarse con los distintos momentos históricos que se sucedieron después de su apertura. Suponemos que sabéis a qué acontecimientos nos estamos refiriendo.

El gran problema para el casino se encontró en la Segunda Guerra Mundial, época durante la cual no había sentido para que el lugar se siguiera usando de la misma manera. Lo que ocurrió en ese tiempo es que sus amplias instalaciones y su posición estratégica lo convirtieron en un lugar ideal para ser utilizado como hospital. Podéis suponer que, lamentablemente, hubo muchas personas que fallecieron allí.

Al finalizar la guerra no hubo posibilidades de que el edificio recuperara su majestuosidad por todo lo que había ocurrido en el mismo. El olvido que se intentaba realizar de los acontecimientos recientes hacía que fuera importante dejar atrás ese tipo de lugares. Así que el casino se acabó transformando en un restaurante, el cual tampoco tuvo demasiado éxito.

En la década de los 90 quedó abandonado a su suerte, convirtiéndose en referente de la zona en cuanto a las historias de fantasmas. Los curiosos que pasaron por allí no tardaron en inventar historias que le han acabado dando un poco de misticismo a su alrededor. Quizá por ello el gobierno del país haya decidido restaurarlo. En el futuro el Casino Constanta volverá a brillar.

Vía: Huffington Post

Foto: Per-Olof Forsberg

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...