Havasu Falls, las cataratas turquesa de Arizona

Sí, vale. Es el país de los rascacielos, la gran potencia económica de Occidente. La cuna de Hollywood y del star system, o al menos de aquel que bombardea nuestras televisiones, cines y radiofórmulas musicales.  Pero Estados Unidos es mucho más que todo ello, por mucho que parte del turismo se conforme con conocer Nueva York, Washington o Los Angeles.  Los 50 estados que lo conforman esconden rincones de gran belleza natural. Todo un placer para los sentidos.

Havasu Falls


Por eso cada vez más gente se adentra en hacer rutas por Estados Unidos. Ya sea por la costa este, por la oeste o a bordo de una moto y siguiendo la popular Ruta 66. Precisamente en el camino de este mítico recorrido se encuentra el atractivo que hoy os proponemos, y que a su vez bordea el Parque Nacional del Gran Cañón del Colorado. Se trata de las Havasu Falls, unas bellas cascadas que caen sobre piscinas naturales de aguas turquesa. Y con esta apreciación no buscamos ser literarios.

La alta mineralización de estas aguas las dota de este color tan peculiar, motivo por el que se han convertido en uno de los destinos turísticos más preciados de la zona. Las Havasu Falls se caracterizan por su singular caída desde 37 metros de altura. También porque la piscina natural sobre la que caen cambia de curso cada cierto tiempo, del mismo modo que lo hace la zona misma de las cataratas, a causa de los torrentes que se forman por grandes tormentas. Tanto es así que otras populares cascadas, las Navajo Falls, se secaron y desaparecieron hace algunos años.

Las aguas turquesa contrastan con el tono rojizo de la roca

Ubicadas en el estado de Arizona, en plena reserva de los indios Havasupai, se puede acceder a esta zona de cascadas haciendo una excursión de senderismo de unos dos días de duración. Por el camino nos esperan, además de nuestras protagonistas, paisajes de cañones (recordemos que nos encontramos a tocar de los más populares del mundo) y de cataratas de llamativos colores. Uno de esos entornos únicos que solo podemos encontrar en Estados Unidos.

Según afirman las guías, llegar a las Havasu Falls no es tarea sencilla, aunque sí gratificante. La citada excursión incluye todo tipo de transportes, y empieza dando por hecho que nos encontramos en pleno recorrido por el país. Lo ideal es, yendo por la Ruta 66, dirigirse desde Seligman hasta Hualapai Hilltop. Allí aparcar, y ya sea a pie, en mula o en helicóptero, dirigirse hasta el pueblo de Supai, hogar de los indios Havasupai. Desde allí se accede a la zona de las cascadas.

Sin duda, un chapuzón único para este verano.

Fuente: Guía-viajar.com.

Fotos: jankgo y drsmith7383 en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...