Gotemburgo, la capital sueca de la Navidad

Respira profundo y siente el aroma a invierno, café y espíritu navideño.

suecia

Patina sobre hielo en la ciudad de la Navidad.

Empieza diciembre y faltan días para las vacaciones navideñas. Lejos quedaron los clásicos destinos de Londres o París, nosotros buscamos un lugar donde la Navidad sea la fecha más importante del año, donde podamos ir en familia y disfrutar de unos días de ensueño. La respuesta está más cerca de lo que pensamos, Europa nos lo pone fácil, ya no es preciso ir al Polo Norte para ver a Papá Noel y vivir una aventura de Adviento. Gotemburgo, popularmente apodada como la capital sueca de la Navidad, ya ha encendido miles de luces en sus calles para recibirte por todo lo alto.

La segunda ciudad más grande de Suecia, después de la capital Estocolmo, ya ha cubierto cada rincón de verdadero espíritu navideño. Olor a castañas tostadas, puestos de artesanía, coros de villancicos y mucho más, se reúne en Gotemburgo en su festividad favorita. Cada vez son más las familias que pasan estos días de alegría en esta ciudad, que podría ser una fantasía de las novelas de Charles Dickens. Los suecos adoran estas fiestas, y no han querido retrasar contagiar el buen humor navideño a toda la localidad. Desde el 12 de noviembre su tradicional mercado de Navidad ya está en marcha en el parque de atracciones Liseberg, uno de los grandes atractivos de la ciudad. En la visita al mercado no podemos olvidar tomar un glögg, típico vino caliente con especias, en el famoso bar de hielo del parque, construido con materiales de la Laponia sueca. Acompaña la bebida humeando para entrar en calor con unas galletas de jenjibre, denominadas pepparkakor.

Los puestos de artesanía y comida no acaban en Liseberg, aunque sea el punto clave con 5 millones de bombillas decorativas que constituyen el mayor decorado navideño de toda Suecia. Toda la ciudad se cubre por mercadillos hasta las afueras. El próximo 10 de diciembre se encenderá toda la iluminación navideña del centro, uno de los acontecimientos más importantes de estas fechas tan señaladas. Edificios, puentes y árboles cobran luz propia en un maravilloso espectáculo que cada año tiene una temática especial. A través del Camino de la Luz, este 2012 las hadas de los cuentos serán las que inauguren la Navidad en Gotemburgo.

Es imposible huir de la Navidad, y es que el espíritu se contagia irremediablemente convirtiendo tu estancia la ciudad sueca en toda una experiencia insuperable, una locura navideña en toda regla. Pasea por los canales en el barco Paddan hasta Liseberg y recorre la calle de la Luz. Disfruta con los más pequeños de una ciudad espectáculo por unos días. Los niños se sentirán parte de ‘La Bella y la Bestia’ cuando patinen sobre hielo en Bältespännarparken tras un chocolate bien caliente.

Los villancicos caminarán a tu paso calentando tu espíritu navideño, pero si lo que te preocupa es calentar tu cuerpo no hay problema. Descansa en Haga, una zona con clásicos cafés que te ofrecerán una bebida caliente junto a dulces tradicionales como los bollitos de azafrán o de canela. Los establecimientos permanecerán abiertos incluso por la noche, para que el cuento de Navidad en Gotemburgo no acabe nunca.

No olvides probar el típico bufé navideño de smörgåsbord . Las delicias nacionales como el paté venado o el reno ahumado deleitarán nuestros paladares con cerveza y aguardiente a montón. El turista más gourmet podrá disfrutar de un menú de invierno por todo lo alto, pues en Gotemburgo se reúnen 5 restaurantes incluidos en la guía Michelín. Saborea los famosos moluscos típicos de la zona al calor de un buen vino.

Luces, coros y dulces. Vive una navidad en familia única en Suecia y prepárate para volver a tu infancia entre castañas y chocolate caliente. ¡Despierta tu espíritu navideño!

Más Información/ Liseberg.se

Foto/ Heatheronhertravels

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...