El paraíso de los escaladores se llama Trollveggen

A orillas del río Rauma y conformando un bonito valle, el «muro de los trolls» es una pared vertical de más de 1 km de altura que fascina a escaladores y a aficionados del saltar al vacío.

El país de los fiordos y los glaciares, de las auroras boreales y de algunos de los mayores espectáculos naturales del mundo no iba a decepcionar a los amantes de la escalada. El Trollveggen, en Noruega, es uno de sus particulares paraísos. También conocido en su traducción al inglés, Troll Wall («muro de los trolls«), su mayor particularidad reside en tener la pared de rocosa más alta de Europa.

Hablamos de 1.100 metros casi en vertical, más de un km de vertiginosa caída. Así que coronar es un gesto de valentía, del mismo modo que lo es otra de las actividades favoritas en la zona: el salto de caída libre desde su punto más alto. No obstante, esta actividad se considera ilegal por su peligrosidad desde 1986, aunque ello no disuade a los más intrépidos de practicarla.

Y es que el paisaje de Trollveggen, pese a ser apasionante, también es muy peligroso. Tanta verticalidad hace que las avalanchas y los desprendimientos de roca sean más que habituales, de tal modo que de un año al otro las rutas habituales para acceder a la montaña han cambiado. No obstante, existen hasta 10 formalmente establecidas por los deportistas más experimentados.

El Trollveggen pertenece a la montaña Trolltindene y se encuentra en el valle Romsdalen, a la vez parte del Parque Nacional Reinheimen. El tren Rauma, que toma el nombre del famoso río que recorre la zona, es el mejor modo de alcanzar este lugar. Tomado desde Oslo deja al viajero en Andalsnes, y solo unos pocos kilómetros separan este enclave de la famosa pared rocosa.

El verano es la mejor época para visitar el lugar, sobre todo los meses de julio y agosto. Octubre es el mes límite antes de que llegue el frío y duro invierno y la zona sea impracticable.

Existe la posibilidad de alojarse en Trollveggen por unos 10 euros la noche. También de adquirir material para la escalada e incluso de informarse de los alicientes de la zona. En ese sentido destaca el Centro de Información al Visitante de Trollveggen, una moderna estructura de cristal que se integra en el paisaje y que maravillará a los aficionados a la arquitectura contemporánea.

Dicho esto, cabe destacar que incluso quienes no deseen escalar ni saltar desde lo más alto de la pared vertical también disfrutarán visitando la zona. Un valle como este, rodeado de montañas de tan alta magnitud, es una de esas cosas que se encuentran en pocos lugares del mundo. Noruega es uno de ellos.

Foto: color line.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...