Dormir y desayunar en la casa de una asesina: Lizzie Borden House

La casa de Lizzie Borden da su siguiente paso para convertirse en un punto de encuentro de los misterios sin resolver.

¿Te alojarías en la casa donde se produjeron dos famosos asesinatos que estuvieron en primer plano de las noticias de todo Estados Unidos? No sabemos tú, pero, de momento, se ha confirmado que hay miles de personas interesadas en ello. Al menos es lo que se deduce de la existencia del Bed and breakfast que se inauguró tiempo atrás en la casa de la supuesta asesina Lizzie Borden. En ella fue donde, supuestamente, acabó con la vida de su madrastra y de su padre, a los que se encontró muertos con heridas de golpe de hacha. La leyenda que se generó alrededor de Borden fue sonada y eso ha convertido la casa donde ocurrió el incidente en un destino de interés para los más morbosos.

La fama que tuvo el incidente hizo que la historia acabase convirtiendo en una de esas leyendas populares de Estados Unidos. El asesinato ocurrió el 4 de agosto de 1892 en Fall River, Massachusetts. La investigación no llegó a ninguna conclusión definitiva y Lizzie Borden nunca fue a prisión. En lugar de ello, se mudó con su hermano a otra vivienda y ambas continuaron viviendo en Fall River hasta que fallecieron.

A día de hoy, se ha recreado el asesinato en todo tipo de obras, tanto series como películas o libros. Hay multitud de versiones y de interpretaciones. Se han rodado películas y episodios que han pasado a la historia en sus respectivos medios. Uno de los capítulos de Alfred Hitchcock Presenta, estaba dedicado a ello e incluso la hija del cineasta interpretaba a uno de los personajes. Además, también ha sido algo que ha tenido presencia en Los Simpson, en uno de los episodios de La casa-árbol del terror. En el cuarto volumen de estos especiales de Halloween, se puede ver a Borden junto a otros criminales históricos en el jurado de los condenados.

Todo ello ha sido lo que ha ido alimentando el interés por la historia de Lizzie Borden y por lo que pudo llegar ocurrir en su casa. ¿Cuál fue el desencadenante? Se desconocen datos concretos que nunca serán esclarecidos, pero lo que sí se sabe es que el cuerpo del padre recibió 11 hachazos, mientras que el de la madrastra tuvo el impacto de, al menos, 18 golpes.

Lizzie Borden falleció a los 66 años el 1 de junio de 1927 víctima de una neumonía. Su hermana fallecería solo unos días después. Nunca se hubiera imaginado que, en el futuro, su historia iba a tener la popularidad que ostenta y, ni mucho menos, que su casa acabaría siendo un lugar turístico.

Así es la Lizzie Borden House

El servicio se ofrece con la posibilidad de reservar cuatro habitaciones o dos suites. Se han mantenido todos los detalles de la forma en la que se vivía en la época. Ante todo, el objetivo de este lugar es que la casa pueda transmitir la sensación de ser un reflejo realista de cómo vivían los Borden cuando ocurrió el doble asesinato. La decoración se ha respetado respecto al estilo de 1890 y la disposición de las habitaciones también. Así, aunque la habitación de las hermanas Borden es amplia y da capacidad para que duerman cinco personas, solo hay dos camas grandes, una grande y otra de tamaño queen.

La casa sirve también a modo de museo. Se pueden ver muchos de los objetos y pruebas que se utilizaron durante el juicio, como la cuchilla del hacha que acabó con la vida de los padres de las Borden, así como ropa y otros elementos. Se han recuperado tantas cosas que hasta el desayuno del que disfrutan los huéspedes después de dormir, es el mismo desayuno que se sirvió en el hogar el día del incidente. Lo único que dicen los responsables del hotel es que han eliminado un par de cosas del menú del desayuno porque, en estos tiempos, no son populares, como cordero o yaniqueques, unas tortitas que se usaban como uno de los alimentos fundamentales en el pasado norteamericano. Lo que sí se recupera son los huevos, las tortitas, el beicon, la ensalada o las frutas. Por si alguien se lo pregunta, el desayunó que se tomó ese día en casa de los Borden, fue parte del testimonio ante el juez de John V. Morse, el tío de Lizzie, que, de manera inesperada, pasó la fatídica noche en la vivienda.

Hace un año, en mayo de 2021, un empresario conocido como Lance Zaal, compró la casa de los Borden. Aseguró que su intención es continuar el negocio que se ha establecido e incluso seguir dando trabajo a quienes se han ocupado de cuidar la vivienda, limpiarla, cocinar y hacer las demás tareas, desde hace años. Su plan es impulsar el bed & breakfast al siguiente nivel incorporando novedades e intentando hacer la experiencia de la casa más realista.

Por si os estáis pensando el visitarla, hay que saber que se han publicado muchas historias y comentarios sobre apariciones fantasmales y actividad paranormal. El propio Zaal dice que ha llegado a sentir cosas y que cree que será algo que causará que más personas visiten el antiguo hogar de los Borden.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...