Descubre la riqueza marina en l’Oceanogràfic

Experiencias combinadas con fauna y flora marina de esperan en uno de los atractivos turísticos más populares de la ciudad de Valencia.

Oceanografic

La Ciudad de las Artes y de las Ciencias se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad de Valencia. Se trata de un complejo formado por un cine IMAX y un planetarium, l’Hemisfèric; el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, los jardines de l’Umbracle, el Palau de les Arts Reina Sofía, el edificio multifuncional conocido como l’Àgora, que alberga el Open de Tenis y l’Oceanogràfic, del que hoy hablaremos.

L’Oceanogràfic es el acuario más grande de toda Europa, con cerca de 100.000 metros cuadrados de superficie y 42 millones de litros de agua en los que se representan prácticamente todos los hábitats marinos del mundo. En él viven más de 40.000 animales de 550 especies diferentes, incluidos mamíferos, aves, reptiles e invertebrados, además de los peces, lo que nos permite descubrir la riqueza marina de la Tierra.

Uno de los aspectos más desconocidos de l’Oceanogràfic es que no es solo un acuario, sino que funciona como parque natural, centro científico y divulgativo. Esto permite que en el acuario se lleven a cabo diferentes proyectos de investigación sobre el mar, además de servir como centro de recuperación de la flora y fauna protegidas o de animales que llegan heridos a las costas valencianas.

Parte de la labor divulgativa la realiza entre los miles de escolares que cada año visitan l’Oceanogràfic. Además de aprender a cuidar de las aguas y respetar a los animales marinos, recorren los 10 espacios en los que se divide el acuario según las regiones del planeta: Mediterráneo, mares templados y tropicales, humedales, océanos, Antártico, Ártico, islas, el Mar Rojo y el delfinario.

Sin lugar a dudas, el delfinario es una de las grandes estrellas de l’Oceanogràfic. Con 24 millones de litros de agua y 10’5 metros de profundidad, mayores y pequeños disfrutan del espectáculo de delfines que podemos ver en él. Otro de los ambientes con más éxito entre los niños es el dedicado a la Antártida, tanto por las bajas temperaturas que hay en su interior, como por los pingüinos que allí viven.

Además de delfines y pingüinos, en l’Oceanogràfic también podemos disfrutar de morsas, focas, leones marinos, las siempre espectaculares rayas y medusas, los temidos tiburones, erizos, estrellas de mar, aves o crustáceos. Además, existe la posibilidad de hacer actividades especiales, como alimentar a los pingüinos o bucear con tiburones; y para cerrar bien el día podemos acabar cenando en el restaurante submarino de l’Oceanogràfic rodeados de animales marinos.

Más información: Ciudad de las Artes y las Ciencias

Foto: Tuscasasrurales

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...