Contra el calor… un bar congelado en Madrid

En un bar de Madrid podremos sentirnos como si estuviéramos metidos en el auténtico Polo Norte.

Bar helado en Madrid

Ahora que ya está aminorando la temperatura y que comienza a hacer menos calor, nos vamos encontrando con planes que vienen muy bien para enfrentarnos a estas altas temperaturas. ¿No podríamos habernos encontrado con ellos antes? Es ley de Murphy, ya lo sabéis bien. Hoy hablamos del Ice Bar Madrid, un lugar muy característico de la capital que ofrece una experiencia muy original en la cual el principal elemento representativo será el hielo.

Si no sois mucho de viajar por el mundo y no habéis visitado localizaciones donde el hielo es frecuente os gustará visitar este bar. No es que hayamos encontrado un exceso de información sobre el mismo, porque su web no es un derroche de contenidos, pero hemos investigado para hacernos a la idea de lo que nos vamos a encontrar.

Dentro del local todo está helado, así que necesitaremos la ropa de apoyo que nos darán al entrar, con la que evitaremos quedarnos congelados a las primeras de cambio. Mientras disfrutamos de la baja temperatura nos podremos tomar bebidas y cócteles, así como disfrutar de la curiosa decoración. En tal panorama es recomendable que no estemos mucho más de 45 minutos, porque nuestro cuerpo puede comenzar a notar el problema de la temperatura.

El motivo de esto es que vamos a estar en un entorno en el cual la temperatura oscila entre unos seis y ocho grados bajo cero. ¿Os lo decimos de otra forma? Es muchísimo frío. Podemos ver estatuas de hielo y otros elementos decorativos que llaman la atención, como la representación de un oso polar que os hará sentir como si hubierais viajado a un lugar lejano en el Polo Norte. La experiencia es cuanto menos pintoresca y desafiante, con bebidas que nunca se calientan y que no necesitan ningún tipo de apoyo, al menos para estar frías (porque sí corren el riesgo de quedarse congeladas).

Para amenizar la visita hay otras curiosidades expuestas, como herramientas de escalada en hielo, y también es posible adquirir botellas de agua glaciar con diversas decoraciones. Por último, es recomendable asistir al bar en horario de aurora boreal, momento en el cual se simula este espectáculo de luces dentro del local. Las auroras boreales se pueden ver de lunes a jueves a las ocho de la tarde y los viernes, sábados y domingos a las diez de la noche. El precio de la entrada es de 15 euros y el bar se encuentra situado en el número 3 de la calle Conde de Romanones.

Vía: Ice Bar Madrid

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...