Siempre encontrarás algo nuevo en Sevilla

Sevilla es una ciudad que se te queda en el alma después de pasar un breve momento en ella. Aprovecha la fecha perfecta de Semana Santa para viajar y conocer las procesiones y todos los lugares turísticos que te ofrece.

La Catedral de Sevilla y la Giralda.

Todas las ciudades de España tienen su encanto, pero hay algunas que te llegan al alma. Una de ellas es Sevilla, que no se sabe qué es lo que tiene, pero al pisar sus calles puedes notar el arte y la simpatía de la gente que te envuelven y hacen que te sientas en un lugar mágico.

Andalucía en general es una zona muy bien valorada por las personas y solo hace falta viajar a alguna de sus ciudades para verlo con nuestros propios ojos. Por eso, hoy proponemos unos días en Sevilla y si te gusta lo que lees, puedes aprovechar los días de la Semana Santa para disfrutar de ella.

Podemos empezar viendo uno de los lugares turísticos más conocidos y destacados de la ciudad, la Giralda. Si quieres buscar un momento off este es el mejor sitio para hacerlo. Aquí arriba mirando la ciudad se te olvidan todos los problemas y solo tienes que dejar tu mente en blanco para disfrutarlo. Alzándose en medio de la ciudad se ha convertido en el símbolo de Sevilla por excelencia.

Por supuesto y ya que está a su lado, es una obligación visitar la Catedral de Sevilla. La belleza es la palabra que describe tanto el interior como el exterior de esta gran catedral. En ella se juntan diferentes estilos arquitectónicos y por ello ofrece una experiencia artística completa. Su gran tamaño hace que te sientas pequeño a su lado y que olvides todo lo que no tiene importancia.

Un largo paseo por la Plaza de España es lo que necesitas después de visitar la Catedral y la Giralda. Se trata de una plaza enorme donde podrás ver un pedacito de cada ciudad española. Es todo un clásico fotografiarte con el trocito de la tuya. En ella se han rodado incluso películas de cine aprovechando la espectacularidad del escenario.

La Torre del Oro es otro de los lugares emblemáticos de Sevilla. Te recomendamos que la visites en un paseo nocturno, ya que por la noche se ilumina adquiriendo ese color dorado que su propio nombre indica. Las vistas del paseo por la orilla del río Guadalquivir hasta toparte con ella con increíbles.

Si visitas Sevilla no puedes perderte el barrio de Triana, casi tan conocido como la propia ciudad. Cuna de artistas, podemos llegar hasta él por el Puente de Triana. En este punto podemos disfrutar del caluroso sol andaluz y de las terrazas para hacer una parada antes de seguir el camino.

Si eres forofo de los toros no puedes perderte una visita a la conocida plaza de la Maestranza. Los colores amarillo y blanco que tanto representan a la ciudad se dan lugar en ella para hacer hueco a los maestros en la plaza. Se trata de una de las plazas más bonitas y coloridas de España.

Puedes aprovechar y coger cuando termines uno de los coches de caballos que encontrarás a sus puertas para dar una vuelta por toda la ciudad disfrutando del aire libre y pudiendo ver los puntos más importantes se Sevilla. Estos coches de caballos también son algo muy conocido en la ciudad y podrás verlos por todas sus calles principales.

Si piensas pasar unos días fuera en Semana Santa, Sevilla es una de las mejores opciones, ya que a parte de todos sus lugares turísticos podrás ver las famosas procesiones que se hacen en la ciudad. Así que decídete rápido y empieza a buscar vuelos a Sevilla, porque cuanto antes lo hagas más ofertas encontrarás.

Sevilla hay que vivirla alguna vez en la vida, porque es una ciudad que no te deja indiferente. Su ambiente te puede afectar de tal manera que seguro querrás volver más de una vez, algo que nos ha pasado a muchos.

Foto| Jeny

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...