Propuestas para pasar el puente de Todos los Santos 2011

El próximo martes uno de noviembre se celebra en nuestro país el día de Todos los Santos, una fiesta que los más pequeños sólo conocen como Halloween pero que en realidad se hace para venerar a aquellos santos que se han quedado fuera del calendario litúrgico. Como en muchas otras festividades celebradas en nuestro país, muchas personas siguen la tradición cristiana y durante este día acuden a los cementerios a recordar a sus difuntos y a decorar las tumbas con velas y flores. Sin embargo, y dependiendo del calendario de cada año, la festividad también suele ir acompañada del Puente de todos los santos, que permite a muchos disfrutar de cuatro días de descanso, tal y como ocurre este año. Los más afortunados que no les toque trabajar el lunes ya pueden ir pensando qué van a hacer porque, a parte de descansar, una fiesta así no la tenemos todos los días y las alternativas de ocio son muchas y muy variadas.

Los panellets típicos de Cataluña son pequeños pasteles preparados con azúcar, patata cocida, huevos, almendras y la piel rayada de un limón. Como vemos en la foto, se suelen decorar con piñones.

Una propuesta entretenida, barata, perfecta para hacer en familia y sobre todo muy sabrosa es pasar una tarde preparando los postres típicos Todos los Santos. En función del lugar en que nos encontremos se tratará de un tipo u otro de plato, pero en la mayoría de los casos serán propuestas dulces, tradicionales y divertidas de hacer. Los huesos de santo se podrían considerar el plato típico por excelencia del Día de Todos los Santos. El relleno de este dulce puede ser de cualquier cosa pero lo que caracteriza este plato es su masa de mazapán y el recubierto de almíbar. Otra de las comidas típicas de la jornada serían las castañas asadas o los panellets de Catalunya, pequeños pastelitos preparados con azúcar, patata cocida, huevos, almendras y la piel rayada de un limón que incluso los más pequeños aprenden a preparar en la escuela antes que llegue el día uno. Y si ya conocéis estas propuestas y tenéis ganas de innovar, sabed que las posibilidades gastronómicas tradicionales para este día son casi infinitas: pestiños, gachas de leche, buñuelos de viento, dulce de membrillo…

Al margen de las cocinas y los hornos, el día de Todos los Santos también se celebra de forma distinta en función del lugar en España donde nos encontremos. En Cádiz, por ejemplo, disfrazan los conejos y gallinas y crean muñecos con frutas y verduras como crítica ‘lúdica’ a la sociedad. En Extremadura se sale al campo a merendar la chaquetía y en Cataluña, la castañera reparte castañas y boniatos por las calles y las familias comen panellets para celebrar la llegada de este día.

Sin embargo, el día de Todos los Santos no es algo exclusivo español sino que es ampliamente celebrado en todo el mundo, con una fiesta que algunos consideran heredera de la fiesta pagana de Shamhain, que celebraba la llegada del frío. Sí, estamos hablando de Halloween, una tradición anglosajona que muchos conocen por el famoso trick or treat (truco o trato) que celebran los niños de Estados Unidos, quienes se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después que les abran, los niños pronuncian la frase «truco o trato». Si los adultos les regalan caramelos, dulces, dinero o cualquier otro tipos de recompensa se supone que han aceptado el trato. Si por lo contrario se niegan, los chicos suelen gastarles una pequeña broma que normalmente consiste en arrojar espuma de afeitar o huevos contra la puerta.

Volviendo a nuestro país, uno de los sitios preferidos por los jóvenes para celebrar el Halloween es el parque temático de Port Aventura (Tarragona), donde la temporada de miedo se extiende hasta mediados de noviembre con numerosos espectáculos y se ofrecen ofertas de alojamiento con sorpresas terroríficas especialmente creadas para la ocasión. También se pueden encontrar monstruos, cabezas iluminadas y brujas en Disneyland París, donde la temporada de Halloween suele extenderse menos tiempo y el viaje cuesta bastante más dinero.

Una propuesta totalmente distinta y más tranquila sería la de ir a buscar setas comestibles por el bosque (o mejor aun, degustarlas en un buen restaurante que las prepare en un plato típico de otoño). Aunque se preveía que esta no sería una buena temporada de setas ya que el buen tiempo ha durado más de lo que es habitual, las lluvias de los últimos días podrían ayudar a crear algunas sorpresas para los expertos en setas. Y es que, si decidís adentraos en la aventura de los bosques, es imprescindible ir acompañados de un experto que conozca bien las clases de setas y os asesore para que sólo cojáis las que son comestibles y os enseñe a causar el mínimo impacto en el bosque donde os encontréis. En este sentido, son muy interesantes las jornadas gastronómicas Buscasetas 2011 en la que participan, del 2 al 13 de noviembre, alrededor de 200 restaurantes de Castilla y León. La propuesta se celebra con un menú de degustación de al menos cinco platos elaborados con setas de la región, con precios que oscilan entre los 30 y 50 euros, dependiendo del restaurante.

Y hablando de gastronomía, también podría ser una propuesta destacada para pasar este puente la de hacer una ruta de vinos para adentrarse en el mundo de la uva fermentada. Una de las más interesantes es la ruta de la denominación de origen Montilla-Moriles en Andalucía que invita a hacer una placentera ruta por ocho municipios al sur de Córdoba, en la que a parte de degustar vino se puede disfrutar de monumentos, paisajes y alojamientos con mucho encanto.

Foto: manelzaera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...