Ponte de buen humor viajando al sur

Como dice la canción, todos necesitamos un poco de sur (para no perder el norte) y aunque al verano ya le queden poquitos días, nuestro ‘lado sur’ del cerebro nos empuja a aprovecharlos al máximo. Una vez terminen los meses calurosos faltaran todavía 365 días más para que vuelva el solsticio de verano y con él las altas temperaturas, los días en la playa y las noches en las terrazas con una bebida bien fresquita en la mano. Y dónde mejor se siente esta sensación veraniega y se viven los estados de ánimo típicos de nuestro lado «sur» del cerebro, de disfrute, de diversión y de alegría es en el sur de España. Tanto es así que según datos del estudio de «Estados de ánimo según Comunidades Autónomas» realizado en junio de 2010, el 41,5% de los andaluces son optimistas, el 28,3% sentimentales y el 16,9% melancólicos. Y resulta que múltiples estudios distintos han demostrado también que las personas optimistas viven más años, y mejor. Así que no hay excusas: hay que viajar al sur.

La catedral de Cádiz, una ciudad ideal para ir de tapas

Para ello, vamos a hablaros sobre algunas de las regiones más destacadas de Andalucía y de las zonas costeras españolas basándonos en un post que ha publicado eDreams, la agencia de viajes online líder en España. En ese artículo empiezan hablando sobre Málaga, una ciudad llena de historia, que además de sus conocidas playas, bares y restaurantes, ofrece también lugares de alto interés como la Casa del Jardinero, el Rectorado de la Universidad, el Teatro Romano, el Palacio Episcopal o la Fuente de Génova, entre otros. Un lugar perfecto para pasear por los paisajes y parajes andaluces gracias a los vuelos baratos que ofrece la misma agencia. Además, si quieres disfrutar del ambiente cerca del mar, te aconsejamos que visites El Palo, un típico barrio malagueño pesquero. Después puedes acercarte hasta Las Acacias Pedregalejo, una de las playas más concurridas, en la que sus numerosos restaurantes atraen a muchos de los que quieren degustar la sabrosa cocina malagueña.

En segundo lugar, vamos a destacar Marbella, una ciudad envuelta de glamour (y también muchos escándalos) que se puede vivir en primera persona durante cualquier noche en uno de sus pubs o discotecas, reconocidas como unas de las mejores del panorama nocturno internacional. Pero si también quieres aprovechar las horas del sol, te recomendamos que visites el casco antiguo de la ciudad, donde podrás pasear tranquilamente por sus plazas y calles y contemplar todos sus monumentos. Se trata de un casco antiguo que lo siguen componiendo callejuelas y casas blancas abarrotadas de flores. La Plaza de los Naranjos es perfecta para la toma de contacto con la ciudad, aunque también tiene mucho interés pasear por el paseo marítimo y llegar a los restos del Castillo árabe y de la muralla, que en su día rodeó la ciudad. Eso, por no hablar del Hospital de San Juan de Dios y su bello claustro, situado en la calle Misericordia.

También es interesante salir del centro en dirección hacia Puerto Banús, donde se encuentra la Villa Romana del Río de Verde, en la que se pueden visitar restos de pavimentos de mosaicos de las antiguas viviendas y termas romanas. Y por último, si vas a Marbella, no puedes perderte los Mercadillos típicos de la ciudad y San Pedro de Alcántara. Allí podrás degustar las mejores tapas tradicionales de toda la vida, como un buen pescaito frito, o un menú típico de la huerta andaluza en restaurantes como El Comercio o El Timonel, en la calle del Notario Luis Oliver, dónde sirven buen pescado y marisco de calidad a precios muy competitivos.

Otra gran alternativa para conocer el sur de nuestro país es viajar a Cadiz. Una ciudad que debería empezar a conocerse visitando la Torre Tavira, que se designó en el año 1778 como la torre vigía oficial por ser la cota más alta. Es interesante porque en ella se sitúa una cámara oscura que proyecta lo que está ocurriendo en las calles en ese mismo momento y que ofrece una fantástica panorámica de la ciudad y de la bahía. Además, una sesión algo especial de un cuarto de hora explica una breve historia de Cádiz a través de los monumentos. Y después, lo más interesante sería dejarse llevar. Alzar la vista par admirar los balcones y bajarla para dejarse seducir por sus suelos. También puede ser interesante visitar el Mercado de Abastos, dónde hay pescado de buenísima calidad, o la plaza de las Flores, con sus vivos colores.

Pero lo que sí que no puede faltar en Cádiz es ir de tapas. El tapeo es casi un arte en esa ciudad y para practicarlo pueden elegirse cientos de sitios. Uno de los que están más de moda es ‘La Gorda te Da de Comer’, un local situado en la calle General Luque, donde la gente joven no duda en ir a menudo para disfrutar de unas ricas y abundantes tapas típicas de la zona. Pero en realidad, no existe mal barrio en Cadiz para tapear, así que cualquier zona que escojáis será buena. Una de las más antiguas es El Pópulo, donde las calles son estrechas y actualmente es una de las zonas más populares para salir de noche.

Y por último, visitar Tarifa puede ser otra gran oportunidad para dejarse contagiar por el buen humor del sur. Los lugar más importantes para conocer allí son el yacimiento arqueológico de Baelo Claudia y la necrópolis de los Algarbes. Pero en realidad, la ciudad es conocida por sus espléndidas oportunidades para practicar deportes acuáticos como surf, windsurf o kitesurf, a parte de senderismo, ciclismo o escalada. Así que los amantes de los deportes al aire libre ya lo saben: Tarifa está allí para seducirles cuando más les apetezca.

Foto: Andy Cardiff 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...