Pasa el fin de año en la República Checa

Viajar a la República Checa parecía algo muy oriental y lejano hace unos años, pero en poco tiempo se ha convertido en uno de los destinos más habituales para los europeos. Además, su capital, Praga, puede llegar a ser un destino perfecto para pasar este fin de año ya que los autómatas del reloj astronómico del Ayuntamiento señalarán el cambio de año en la plaza de la Ciudad Vieja, uno de los iconos de la ciudad. Pero si preferís no pasar frío, tendréis a vuestra disposición decenas de bares con encanto que van a organizar fiestas de Nochevieja al más puro estilo checo. Os recomiendo el Duplex, Garáz, Agharta, Reducta o el U Malého Glena.

Puedes leer opiniones de clientes sobre vuelos baratos a la República Checa

Si os va un estilo más tranquilo, las múltiples iglesias que componen la ciudad acogerán a muy buenos intérpretes que ofrecerán conciertos de Dvorak, Smetana, Jan Riba o Mozart. Y por cierto, hablando de Mozart, si sois amantes de la música clásica, este es el año ideal para viajar a Praga dado que distintos escenarios de la capital checa, como el Teatro Nacional de la Ópera, pondrán punto y final al año de conmemoraciones dedicado a este compositor austriaco. El día 26 de diciembre, por ejemplo, el Teatro Nacional culminará el año con una representación de La clemenza di Tito, una de las obras más destacadas de este maestro del clasicismo. Y al margen de la buena música, habréis aprovechado para ver uno de los edificios más bonitos y  del país en uno de los días más especiales del año.

Conocemos las opiniones del vuelo Barcelona - Praga

Pero si la República Checa y Praga, en concreto, están acumulando un mayor nombre de viajeros no es sólo por su belleza y interesante historia. Lo que también atrae a mucha gente es el precio de los vuelos ya que Praga acostumbra a ser uno de los destinos europeos más baratos para ir en avión des de nuestro país. Por ejemplo, en Edreams puedes comprar billetes de Barcelona a Praga desde 45 euros ida y vuelta sin una estancia mínima o máxima requerida. Y a parte de los vuelos baratos, Edreams también cuenta con un servicio online que te permite leer las opiniones de aquellos viajeros que ya han viajado en vuelos parecidos al que a ti te interesa. De esta forma, opinan sobre las distintas compañías aéreas en cuanto al servicio ofrecido por los auxiliares de vuelo, la comodidad, el entretenimiento, la calidad de la comida, etc. De esta forma, tu mismo puedes comprobar cuál es la opción que mejor se ajusta a tus necesidades.

En el vuelo Barcelona – Praga de Swiss International Airlines, por ejemplo, 18 clientes votaron en la página web de Edrems dando un promedio bastante alto a la compañía, que se sitúa en primera posición para esta ruta. Pero tu mismo puedes comparar la puntuación final de esta compañía con la de otras que realizan el mismo recorrido. Por ejemplo, Czech Airlines está situada en la segunda posición, pero tiene las opiniones de 41 clientes, bastantes más que Swiss. En definitiva, se trata de un servicio que te permite escoger el vuelo con más conocimiento de causa, teniendo en cuenta más factores a parte del precio, que obviamente, también tiene que ser competitivo.

Pero la República Checa no es solo Praga, sino que cuenta con diecisiete regiones turísticas más, creadas para que los viajeros se orienten con más facilidad. No se trata de una división administrativa o de fronteras institucionales sino que los checos han dividido el país en distintas zonas que comparten una oferta turística similar. Es cierto que Praga y su zona adyacente es la región más visitada del país, pero ver la República Checa no puede limitarse a eso. Si se quiere tener una idea de cómo es la Europa central de verdad, debería visitarse  la República Checa (o, al menos, eso dicen los checos). Bohemia del Noroeste, Moravia del Sur o los Balnearios de Bohemia Occidental son sólo algunas de las regiones. Cada una de ellas es única y todas ofrecen una amplia y variada gama de atracciones turísticas.

Una de las regiones más destacadas es la Bohemia. En la zona central, estanques y embalses fundados en medio del bosque hacen de esta región un parque enorme. Y a la espectacular y virgen naturaleza se le suman monumentos históricos y culturales de gran valor, que hacen única a esta región centro-europea. Una de las ciudades más destacadas es Český Krumlov, de 700 años de historia, en que se mezclan influencias germánicas, eslavas, anglosajonas e italianas. La llenan palacios y castillos, en un paisaje levemente ondulado que permite practicar un gran abanico de deportes de exterior. El preferido por sus habitantes es la pesca recreativa, que puede llegar a ser muy interesante gracias a una esmerada red de estanques y embalses. Además, la Bohemia del Sur es excepcional para practicar el esquí nórdico durante el invierno.

Otra zona destacada dentro de la Bohemia, aunque mucho menos conocida, es Horni Plana. Una pequeña localidad que cuenta con una oferta interesante de alojamiento sencillo situado al lado de preciosos lagos y desde donde se puede salir a practicar deportes como cayac o remo por precios realmente muy interesantes para los viajeros españoles. Además, las actividades consisten en dar paseos de varias horas en espacios naturales protegidos en los que a penas os encontraréis con otras personas haciendo lo mismo (en contra de lo que pasa en Český Krumlov, dónde hay más oferta, pero también está más masificada). El único problema con el que os podéis encontrar, al tratarse de una zona menos concurrida, es la lengua. Ya sabemos que si se quiere, todo el mundo se hace entender. Pero en esta región se habla poco inglés, casi nada de español, y una pizca de alemán. Así que ya sabéis, traed libreta y boli para hacer dibujitos, que siempre sacan de apuros.

Foto: Dorena-wm en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...