De la China imperial a la China más moderna

China es el país más poblado del mundo y en un futuro será la primera potencia mundial económica. En la última década, China ha procurado mantener sus construcciones y monumentos para atraer el turismo.

China

Plaza de Tian’anmen, en Pekín

China es el país más poblado del mundo, con casi 1.400 millones de habitantes. Es una región en la que conviven la tradición y la historia con la modernidad y la tecnología punta. La futura primera potencia económica mundial se ha encargado bien de impulsar sus industrias para que el país pueda prosperar y tener el éxito que vive hoy día. Además, desde principios del año 2000 también se ha potenciado mucho el turismo, facilitando la obtención de visados a los extranjeros para poder entrar al país o trabajando en conservar sus monumentos o los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, precisamente para captar el interés de los visitantes y así recaptar más dinero.

Probablemente, el lugar más popular para visitar China es su capital, Pekín. Allí residen 20 millones de habitantes y hay tantas cosas por ver que no hay tiempo para pausas. Eso sí, no es la ciudad más poblada, porque la supera Shangai. Su nombre, Pekín (o Beijing, como la denominan allí), significa “capital del norte”, por su ubicación geográfica en el mapa chino. Después está Nanjing, que significa “capital del sur”. No es difícil encontrar ofertas de hoteles en Pekín, con precios desde 35€ hasta 200€ la noche, porque es una ciudad muy bien preparada para recibir los turistas.

Son muchos los lugares visitados en Pekín, empezando por la plaza de Tian’anmen, construida en el 1949, pasando a ser un símbolo de China rápidamente, famosa por ser donde se llevaron a cabo las protestas democráticas y su represión en 1989. En la plaza se encuentra la Torre Tian’anmen, el Monumento a los Héroes del Pueblo (con la inscripción de Mao Zedong), la Puerta de Zhengyangmen, una puerta de la muralla construida durante la dinastía Ming, y el Río de Aguas Doradas, frente a la puerta de Tian’anmen.

También están las Tumbas de la Dinastía Ming, donde se encuentran los cuerpos de trece emperadores, veintitrés emperatrices y cortesanos. Las tumbas, que se construyeron entre el 1409 y 1609 están consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el 2003. Las tumbas parecen palacios, porque durante la época de su construcción se creía que los muertos tenían las mismas necesidades que estando vivos, por eso se usaban objetos cotidianos y decoración bonita. Y, por supuesto, no puede faltar la Gran Muralla China, construida entre el siglo V y el XVI, considerada una de las 7 maravillas del mundo, con más de 8.500 kilómetros de largo y entre 6 y 7 metros de alto y entre 4 y 5 de ancho. Es, sin duda, uno de los iconos más importantes de China.

Foto: Gene Zhang en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...