Consejos para reducir el riesgo de tiburón mientras surfeas

Si eres surfista es recomendable que apliques estas ideas para intentar evitar por todos los medios posibles cruzarte con un tiburón.

En los últimos días se publicó la noticia de cómo un surfista australiano ha tenido un encontronazo fatal con un tiburón. Salió del agua en situación crítica después de haber sufrido un ataque de gravedad directamente en uno de sus brazos y, aunque se le intentó atender médicamente, al final no sobrevivió. Eso nos lleva a replantearnos muchas cosas y a echar un vistazo sobre las cosas que debemos hacer para intentar evitar tener encontronazos con tiburones.

Con anterioridad ya hablamos de cómo enfrentarte a un tiburón si, por algún motivo, te llegas a encontrar en una situación tan dramática como esa. Hoy plantearemos la guía de una manera distinta, sobre todo teniendo en cuenta que son situaciones tan peligrosas que hay que intentar hacer todo lo posible para no terminar viéndonos en una de ellas.

No hagas surf demasiado lejos

Si hacéis surf en grupo con los amigos, seguro que estáis habituados a que haya alguien que tiene la costumbre de irse lo más profundamente posible. Justo hacia la zona de las boyas, en el límite, donde no resulta precisamente recomendable encontrarse. Esa zona suele estar marcada por una caída en cuanto a la superficie de tierra que tiene el mar. Es decir, que hay una bajada importante, la cual no notarás salvo que estés sumergido o hayas caído de la tabla. Pero los tiburones tienen la costumbre de aprovechar esa diferencia de altura para atacar en esos puntos ciegos tan peligrosos. Por eso, siempre se dice que una persona inteligente que hace surf nunca está la última, la más alejada de la costa. A nadie le gusta pensarlo, pero siempre es mejor estar más cerca y que haya alguien entre tú y el tiburón. Por ello, no te alejes tanto.

Más grande, mejor

Los tiburones respetan el tamaño. Para ellos, el volumen que ocupe un individuo es parte de la señal que marca la autoridad que tiene este. Es algo que utilizan entre ellos y con otros peces, y también lo aplican a los posibles encuentros que tengan con surfistas.

Debido a ello, son más recomendables las tablas y los equipos grandes y voluminosos que los modelos de tabla más pequeños y versátiles que hay en el mercado. Los especialistas recomiendan una long board y no utilizar las short boards o los boogie board, porque son los más propensos a generar ataques. Si eres voluminoso, y en este caso no influye tanto tu cuerpo, sino el equipo que estés usando, podrías conseguir que el tiburón se piense dos veces la idea de meterse contigo.

Evita los detalles estilosos en la tabla

Seguramente esto no te va a gustar nada, pero te tenemos que decir que es mejor que no te emociones demasiado decorando tu tabla. Al hacerlo, estás exponiéndote a un mayor volumen de riesgo. Por ejemplo, no debes pintar los rails de la tabla, porque eso le dará una mejor visión al tiburón de lo que se va a encontrar cuando se acerque a ti. El contraste que genera el color ayuda al tiburón y eso le dejará claro que tendrá posibilidades de convertirte en tu presa.

Además, no pintes la tabla de colores llamativos ni uses ropa que también sea brillante. Cualquier elemento brillante o que tenga reflejos podría llevar al tiburón a verte mucho mejor. No solo eso, sino que cuando te vea entenderá que tiene ante sí a una presa potencial.

Los expertos dicen que si quieres pintar algo, lo que deberías pintar en la parte de la tabla que se sumerge son ojos. Parece que eso infunde respeto a los tiburones y puede ser algo que te salve la vida. Si engañas al tiburón haciéndole pensar que tu tabla se trata de alguna criatura que les inspire respeto, es posible que evites un encontronazo mortal.

Elige las mejores condiciones

No hagas surf en zonas donde haya poca luz en el agua o en las que el agua sea demasiado turbia. Ese tipo de condiciones son las que adoran los tiburones para cazar, puesto que se sienten bien moviéndose en partes de agua en las que otras especies tienen problemas. Para los surferos, cuanto más clara esté el agua, mucho mejor opción será.

Evita ciertas compañías

No tener contacto con tiburones, en ocasiones, solo depende de tener cuidado con quién o cerca de quién surfeamos. Una de las recomendaciones es evitar los grupos de leones marinos, ya que estos son una presa común de los tiburones. Los tiburones saben que pueden ir a por esos grupos para tener una comida asegurada, así que no haremos nada bien si nos acercamos a ellos por muy adorables que parezcan.

No hagas surf en lugares peligrosos

Hay sitios que son claros puntos calientes de la posible presencia de un tiburón. Algunos surfeadores expertos reconocen que, al mismo tiempo, varios de estos lugares son los mejores sitios donde se puede llegar a surfear, por lo que causa un serio problema. Incluso si es atractivo surfear, por ejemplo, en los desagües pluviales, es mejor no hacerlo, puesto que el riesgo es enorme. En esta misma categoría entran sitios como los muelles y los puertos de pesca. Si echas un vistazo a los incidentes que han ocurrido con tiburones a lo largo de la historia, verás que muchos de ellos han pasado en estos sitios.

Actúa como un depredador

Antes hablábamos de cómo es importante que, a ojos del tiburón, tengamos aspecto amenazante. Esto también se puede aplicar a la forma en la que actuemos. Por ejemplo, un comportamiento erróneo y peligroso es permanecer demasiado estáticos o relajados en la tabla. Esos momentos en los que te quedas sentado en la tabla esperando la ola, en los que desconectas y te quedas tranquilo, no son recomendables con la posible presencia de un tiburón.

Lo que tienes que hacer es todo lo contrario: aparentar ser amenazante. Y eso se consigue moviéndote, cambiando de posición, mirando a distintas direcciones y mostrando un comportamiento errático, aunque no nervioso. Eso hará que el tiburón se confunda y no tenga claro a qué nivel de peligro está plantando cara. También hará que no sepa dónde está tu espalda, porque estarás cambiando de posición constantemente. Se reducirán sus posibilidades de atacarte y la falta de seguridad hará que se piensen dos veces ir a por ti.

Huye a tiempo

Si ves la aleta de un tiburón, si alguien habla de cómo ha visto un tiburón o bajo cualquier otra circunstancia en la que tengas indicios de la presencia de un tiburón: huye a tiempo. No te lo tomes a broma. Incluso si alguien puede estar inventándoselo, sal del agua lo antes posible. No te arriesgues a perder la vida bajo ningún tipo de concepto.

Además, si se ha producido un avistamiento de tiburón en la zona, deberías no surfear en los próximos días, ya que los tiburones suelen permanecer rondando las áreas en las que se encuentran hasta que han encontrado a la presa a la que estaban siguiendo. Nadie sabe si esa presa, en realidad, eras tú. Por lo tanto, tómate con seriedad este tema y dale al tiburón un gran nivel de respeto, porque ya son muchas las personas que han fallecido como consecuencia de un encontronazo con una de estas criaturas del mar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...