Tradición y fiesta en la verbena de San Juan en la Costa Brava

Llega la noche más corta del año y el día más largo. En Cataluña es tradición celebrar la verbena de San Juan con fuegos, petardos, comiendo coca, tomando cava y bailando con amigos y familiares.

Con la llegada del verano, también llega San Juan. Y lo más importante es la verbena, la noche más corta del año que se vuelve mágica con los fuegos artificiales, las fogatas y las celebraciones entre amigos y familiares. La verbena es una tradición española pero, sobre todo, históricamente, muy arraigada en Cataluña. Si quieres pasar una fiesta completamente diferente y divertida, tienes que ir a la Costa Brava para disfrutar de esta noche de alegría para grandes y pequeños.

Sant Joan

La fiesta de San Juan se celebra en toda Cataluña, incluso en el barrio de Gràcia, en Barcelona

En Cataluña, es tradición pasar la noche en la playa, encendiendo un buen fuego, tirando petardos, bailando y comiendo la tradicional coca de San Juan (un bizcocho de crema o piñones) y tomando cava. Es una noche especial porque supone el encuentro con los amigos y los familiares, haciendo que la noche más corta del año y el día más largo después, sea un fenómeno esperado por todos. Además, todo está lleno de referencias y metáforas, ya que es la fiesta del solsticio de verano y las fogatas simbolizan el poder del sol ahora que irá perdiendo más fuerza hasta la llegada del solsticio de invierno.

Las verbenas tienen un interés turístico por lo bonita que es esta celebración, llena de optimismo, harmonía y buen humor, aunque también hay gamberros con los petardos muy molestos. Pasar la fiesta en Girona es muy especial, porque allí la tradición es muy importante. En Palamós, por ejemplo, coincide con la Fiesta Mayor, de modo que además de fuegos y petardos, también hay gigantes y música en las calles. La llegada del fuego a la plaça de la Vila inicia la celebración, con una cena popular y después conciertos.

Pero muchas personas prefieren alejarse del ruido y de las aglomeraciones de gente para celebrar San Juan de una forma más tranquila y relajada. Por ello, van a ver cómo sale el sol por la mañana en el Cap de Creus o en el Far de Sant Sebastià de Llafranc. Pero también está la posibilidad de seguir la Flama de Canigó, que consiste en llevar el fuego de la montaña del Canigó a las demás comarcas catalanas. Por ejemplo, en Portbou, la llama llega con los representantes políticos y después comienza la fiesta y los bailes.

También está Pals, donde se mezcla esta tradición pagana en un ambiente medieval. Es recomendable, si se va a Girona para celebrar la verbena, alojarse en un hotel o en un hostal, cerca de la playa para así poder disfrutar al día siguiente del sol y el mar. Por lo tanto, empieza el verano celebrando la verbena de San Juan en la Costa Brava, donde se mezcla tradición con festividad.

Foto: Gràcia Decideix en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...