Nuevo atractivo en los Alpes Suizos: el primer puente colgante del mundo que une dos picos

Hace unos días abrió en la estación Glacier 3000, en lo más bello de los Alpes Suizos, el primer puente colgante del mundo que une dos picos distintos, el Camino de los Picos. No apto para personas con vértigo.

El turismo de nieve siempre atrae, y en cualquier época del año: se puede practicar esquí en Andorra y disfrutar de sus impresionantes pistas, o ir más allá de los límites españoles y acercarse a los Alpes Suizos, uno de los destinos estrella que por estos días está en las portadas de las noticias, gracias a una reciente inauguración.

Se trata del primer puente colgante del mundo que conecta dos picos de distintas montañas y que ya se perfila como otro punto de atracción en la estación Glaciar 3000, donde ha abierto sus puertas y permite vislumbrar 24 picos de los Alpes en uno de los horizontes más bonitos del globo.

Este puente tiene 107 metros de largo y 80 centímetros de ancho, y es otra muestra más de cómo los empresarios del sector se animan a ir más allá e innovar, en búsqueda de nuevos servicios y experiencias que ofrecer a los viajeros.

Se lo ha bautizado “Camino de los Picos” (Peak Walk by Tissot) y está abierto desde fines del mes pasado, en la zona de la estación de montaña Glacier 3000 de los Alpes Suizos. El trayecto colgante inicia en el pico View Point, en la parte superior del teleférico, para finalizar en el pico Scex Rouge.

Es un puente colgante no apto para personas que sufran de vértigo, y solo recomendado para los valientes, ya que el caminar a tantos metros de altura, entre montañas nevadas, no es para cualquiera. Las vistas, sin dudas, son únicas e irrepetibles: se abren a los ojos del viajero miles de metros de superficie montañosa cubierta de nieve, en un espectáculo natural que solo los Alpes pueden ofrecer.

Entre los picos que se observan destaca el Eiger, el Mönch, el Cervino, el Grand Combin, y el mismísimo Mont Blanc. Lo mejor de todo es que para atravesarlo no debes pagar extra, ya que se incluye sin cargo para los usuarios de la estación.

Esta gran obra costó 1,6 millones de euros y ha añadido un nuevo referente a Glacier 3000, una estación de montaña diseñada por el reconocido arquitecto suizo Mario Botta, y que es en sí misma un imprescindible para disfrutar en familia, en pareja o con amigos.

Para llegar, se podrá abordar el autobús desde Gstaad hasta el Paso del Pillon, o bien tomar el tren desde Aigle hasta Les Diablerets, y conectar luego en autobús hasta el paso nombrado, y tomar desde allí el teleférico que ascenderá en dos etapas hasta Scex Rouge.

Foto: nouhailler

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...