El Ecce Homo de Borja, una inmensa atracción turística

La «peculiar» restauración del Eccehomo de Borja, Zaragoza, atrae más turistas a la localidad de los que jamás soñaron sus habitantes.

Cinco mil habitantes. Unos 100 km2. Una colegiata, un castillo, un ayuntamiento, una plaza del mercado… Un pueblo rural bien surtido de monumentos religiosos y civiles, pero tan desconocido para el turismo como tantos otros. Pero ojo al dato. Un Eccehomo. El Eccehomo que se ha convertido en toda una institución, objeto de las bromas de unos y de la indignación de otros. Quién iba a pensar que la obra de Cecilia Gómez, realizada con la mejor de las intenciones, no sólo pondría la localidad de Borja en el mapa, sino que atraería a centenares de turistas.


Para los despistados, pongámonos en antecedentes. Cecilia, una entrañable mujer del pueblo de Borja, en la provincia de Zaragoza, había dedicado gran parte de su vida a contribuir en la restauración de obras de arte de la localidad. Nadie había puesto nunca en duda su talento: eran restauraciones sencillas y se defendía bastante bien. Hasta que a sus ya 80 años, que se dice pronto, le echó mano al Ecce Homo de la Ermita de la Misericordia.

El resultado se parece más a Paquirrín que al hijo de Dios Padre Todopoderoso. Y precisamente esta broma, la que compara al Eccehomo con el hijo de la Pantoja, fue la que provocó a Cecilia Gómez una crisis de ansiedad. Pero gracias al poco parecido de la restauración con la realidad, Borja es por fin lugar de peregrinaje para muchos curiosos.

Y mientras los expertos trabajan por re-restaurar la restauración, miles de internautas firman para que esto no se produzca. Un aluvión de turistas visita diariamente Borja para conocer al Eccehomo. Se amontonan frente a él como si de la Mona Lisa se tratara y sacan fotos cual turistas japoneses. Y de paso visitan el pueblo. Según informa la web Turismito, el número de visitantes en las recientes fiestas de San Bartolomé se ha duplicado este año. Por si eso fuera poco, en el pueblo se ha organizado un concurso de pintura que permitirá a los habitantes de Borja presentar su versión libre del Eccehomo.

Con todo ello, es posible que en Borja prefieran amortizar el tirón que cuidar por el valor cultural del arte centenario. ¿Qué preferís vosotros? ¿Ya habéis ido a verlo?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...