El acogedor y romántico Hotel Palacio Torre de Ruesga

En este artículo os presentamos el Hotel Palacio Torre de Ruesga, en el Parque Natural Collados de Asón de Cantabria. Rodeado de verde, es el lugar perfecto para una escapada romántica. Tranquilo, acogedor e ideal para un paseo por la montaña, ya sea a pie o en bicicleta.

No es la primera vez que en nuestras propuestas de turismo interior por España os recomendamos dormir en un edificio de origen medieval, uno de tantos que sobreviven en nuestro territorio. Normalmente es una oportunidad habitual en la Meseta, pero en el caso de hoy se encuentra algo más al norte. Concretamente, en el verde y frondoso interior de Cantabria. Allí se encuentra el Hotel Palacio Torre de Ruesga.

Hotel Palacio Torre de Ruesga


Este cuatro estrellas se encuentra en el Valle de Ruesga, en pleno Parque Natural Collados de Asón. El edificio que lo alberga fue construido en el siglo XVII, fruto del trabajo del arquitecto y maestro de cantería Diego de Sisniega, quien antes había trabajado en la construcción del Monasterio del Escorial. La obra tardó cinco años en finalizarse y costó 12.000 reales, y a pesar de haber sufrido reformas en los siglos posteriores, aún conserva algunas valiosas reliquias. Entre ellas, un fresco de León Criach, prestigioso pintor del siglo XIX.

Acogedor y romántico, el Hotel Palacio Torre de Ruesga dispone de 6 habitaciones dobles, 4 dobles con salón y 5 cabañas suite. Todas ellas son amplias y están decoradas con buen gusto, manteniendo la estética rural característica del hotel. Y es que este lugar está pensado para crear un ambiente familiar y cercano con el cliente, tal y como también demuestra su restaurante. Un pequeño comedor rústico con capacidad para 30 comensales donde se sirven los mejores platos de la cocina cántabra, caracterizada por la variedad y la sencillez de sus platos.

El entorno también es ideal para una escapada en pareja. Rodeado de naturaleza protegida, los bosques de hayas, robles, encinas y castaños invaden un entorno bañado por los ríos Gándara y Asón. Es un espacio perfecto para el senderismo y para la bicicleta de montaña, con el aliciente añadido de cotos de pesca y campos de golf para los aficionados a estos dos deportes. También se puede recorrer la zona en 4×4 o en quad.

Quienes dispongan del transporte adecuado, pueden desplazarse hacia el norte y disfrutar de las magníficas rías cántabras. Y quienes sean más aficionados a la espeleología podrán disfrutar muy cerca de la Cueva de Cullalvera y de la de Covalanas (con pinturas rupestres en su interior). Muy cerca del hotel también se encuentra el Museo de la Cantería de Rasines.

Rodeado de verde, en un entorno tranquilo y alejado del turismo de masas… Este hotel lo tiene todo para satisfacer a dos amantes en busca de una escapada romántica. Además, quienes tengan la suerte de hacerlo bajo posesión de un pack Smartbox podrán dormir en una cabaña suite y disfrutar de una cena gratis en el acogedor restaurante. ¿Quién podría negarse?

Foto: Extraída de la web del Hotel Palacio Torre de Ruesga.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...