¿Cómo comportarte en un casino de Las Vegas?

Si vas a Las Vegas de vacaciones o en una escapada, te interesará saber cuáles son los consejos de etiqueta que se recomiendan.

¿Has preparado tu viaje a Las Vegas? En ese caso, seguro que te gustaría tener algunos consejos o ideas que te ayuden a disfrutar de una mejor experiencia. Por el momento, lo que te vamos a enseñar son los consejos que facilitarán visitar los casinos comportándote de una manera adecuada. O, dicho de otro modo, hablamos de la etiqueta en los casinos.

Lo cierto es que un casino de Las Vegas es un sitio bastante intimidante. Entras en uno y lo que te encuentras es un lugar de grandes dimensiones, mucha amplitud, personas concentradas jugando en las mesas y mucha seguridad controlando para que nadie se salga de sus casillas. Y tú te encuentras sin saber qué hacer, perdido y con las ganas de pasarlo bien, pero con miedo sobre cómo tienes que actuar. Pero tienes que relajarte, mientras apliques los consejos que te vamos a dar, será más que suficiente.

Algo que tienes que recordar son aquellas cosas que no se deben hacer. Por ejemplo, nada de móviles. Todo lo relacionado con la electrónica está fuera de su uso en los casinos. La señal de los móviles queda bloqueada para que no los puedas utilizar. Eso significa que tampoco te funcionará el tablet ni nada similar. Tendrás que salir fuera del edificio para poder conseguir señal.

Por otro lado, como te puedes imaginar, los niños no está permitido que entren en los casinos. La edad mínima es de 21 años. No hay ninguna excepción, ni tampoco puedes ir a una mesa a jugar con un bebé en brazos. Suena extraño, pero no sería la primera vez que alguien lo intenta. Sobre el tabaco, te sorprenderá saber que la mayoría de los casinos permiten seguir fumando, aunque es conveniente que le eches un vistazo a las señales para confirmarlo.

A la hora de jugar, intenta tener cuidado con ir a las mesas y los casinos en general en las horas más críticas, cuando se acumulan más personas, sobre todo si eres inexperto. Lo cierto es que no hay ningún problema en ir al casino incluso teniendo poca práctica o formación. Lo puedes hacer sin obstáculos en momentos en los que no haya mucha gente y hacerle preguntas al dealer. Por lo general, responderá tus dudas e incluso te podría enseñar a jugar si no hubiera trabajo en ese momento.

Si recibieras una mala respuesta o el dealer no te atendiera de una forma educada, sería recomendable que cambiaras de mesa o que te fueras a otro casino distinto. Los casinos son muy acogedores si sabes cómo enfocar tu visita y cuándo ir a las mesas de juego. Además, no es una mala idea que te concentres en las máquinas de videopoker y similares mientras acumulas experiencia. Eso podría ayudarte a ganar confianza antes de ir a jugar con otras personas a tu alrededor.

Otra buena recomendación para jugar en las mesas es que tengas en cuenta cuál es el precio mínimo de la apuesta. Hay mesas y casinos en los que se juega con grandes cantidades y, en otros casos, puedes comenzar con apuestas tan bajas como de 1 dólar. Normalmente esas mesas son las que están más llenas, pero también son las mejores para que puedas dar tus primeros pasos y así no arriesgarte demasiado mientras juegas. Recuerda, no obstante, que el casino es para pasarlo bien durante un rato, por lo que ten cuidado con lo que arriesgas. Sé consciente de que se puede perder mucho, así que es mejor replantearse cada apuesta que hagas. Intenta guardar tu presupuesto para disfrutar de Las Vegas en general, y no solo de sus casinos.

¿Y las propinas? Lo cierto es que las propinas son una parte fundamental en lo que se refiere al trabajo que realizan los dealers en los casinos. El sueldo de estos profesionales del juego no es demasiado elevado, por lo que, en cierta manera, necesitan esas propinas de los clientes para obtener unos salarios que sean satisfactorios. No obstante, las propinas no son obligatorias. Tampoco está definido cuál es el porcentaje de propina que se les debe proporcionar, pero se suele recomendar un 10% o menos.

Las propinas se entregan en el momento en el que ganas en una mesa, en especial si la victoria es cuantiosa. Eso sí, es muy habitual que los dealers de todo el casino hagan una recopilación diaria o mensual de las propinas que recogen y que luego la dividan proporcionalmente entre todos ellos. Por lo tanto, tenlo en cuenta para no pensar que, si le entregas una gran propina a uno de estos profesionales, le llegará al completo. No es así como funciona. Las propinas también se las puedes dar a las camareras y a los aparcacoches, pero en diferentes porcentajes y cantidades para cada uno de ellos. Por ejemplo, las camareras suelen recibir un dólar por cada bebida y los aparcacoches entre 2 y 3 dólares.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...