Un viaje a la Edad Media en Besalú

Besalú es un pueblo de la provincia de Girona que puede presumir de tener un alto porcentaje de edificios centenarios. La joya de la corona, y principal protagonista de las fotos del pueblo, es el Pont Vell (Puente Viejo), que ejerce de entrada al casco histórico cruzando las aguas del río.

Cada comunidad autónoma tiene su propio referente de encanto rural. En las dos Castillas suele manifestarse a través de un castillo, más o menos conservado, que remite al pasado feudal del lugar. En el caso de Galicia o Asturias, los encantadores pueblos pesqueros toman el protagonismo. Algo parecido sucede en el litoral catalán, sobre todo en la zona del Empordà, aunque este encanto se combina con un interior rural en el que las construcciones románicas y el ambiente medieval toman todo el protagonismo.

Puente medieval de Besalú con el casco histórico de fondo


Este último de los casos es el de Besalú, un pueblo que presume de un alto porcentaje de edificios centenarios. La joya de la corona, y principal protagonista de las fotos del pueblo, es el Pont Vell (Puente Viejo), que ejerce de entrada al casco histórico cruzando las aguas del río. Aunque su origen data del siglo XI, la Guerra Civil causó estragos en su estructura y fue reconstruido tras la misma con total fidelidad al original. Con 105 metros de largo y 30 metros de altura, su mayor peculiaridad es su forma angular, debida a su asentamiento sobre las piedras naturales del río.

La ‘vila comtal’ (villa condal) de Besalú cuenta con un destacable patrimonio heredado de la comunidad judía que vivió en el lugar desde el siglo IX hasta el año 1.436. Algunos de sus edificios más destacados son la Iglesia de Sant Pere, todo lo que queda de un influyente monasterio benedictino que vivió su máximo esplendor en los siglos XII i XIII, y la Casa Cornellà, una de las construcciones de románico- civil mejor conservadas de Cataluña. Otros imperdibles son el Hospital de Sant Julià, la Iglesia de Sant Vicenç, y el Miqve y la Sinagoga.

Uno de los mejores momentos para visitar Besalú es el primer fin de semana de septiembre. Durante dos días se celebra el Besalú Medieval, una fiesta que llena las calles de personajes de la Edad Media. El tradicional mercado medieval, también presente en otras localidades, se combina aquí con actividades lúdicas, talleres y música. Es una oportunidad única para recorrer la ciudad mediante una visita guiada a cargo de un personaje histórico del lugar. En la última edición fue Bernat Tallaferro, conde de Besalú, el que regresó al que fuera su hogar para contar a los visitantes su vida.

Besalú cuenta con unos 2.300 habitantes y se encuentra en la comarca de La Garrotxa, a caballo entre Olot, Banyoles y Figueres. La mejor manera de acercarse hasta allí es en coche. Una vez allí, la oficina de turismo se encuentra en la Plaza de la Llibertat.

Foto: king nikochan en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...